Inicio Finanzas Importaciones mexicanas de queso seguirán creciendo

Importaciones mexicanas de queso seguirán creciendo

Las importaciones mexicanas de quesos mantendrán crecimientos interanuales en 2020 y 2021, proyectó el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés).

Estas compras externas crecerían 3.2% en el año actual, a 129,000 toneladas, y subirían 2.3% en 2021, a 132,000 toneladas, según sus estimaciones.

“En 2020, los problemas económicos y pandémicos de México afectaron negativamente sus importaciones de queso, pero no tan profunda o negativamente como se esperaba”, concluyó el USDA en un reporte.

En un año determinado, aproximadamente 60% de las importaciones de queso de México van al servicio de alimentos y el restante 40% al comercio minorista.

En marzo y abril, durante el cierre total del sector de hoteles y restaurantes, las importaciones de queso se desplomaron.

Sin embargo, en mayo de 2020, las compras externas de queso comenzaron a crecer a medida que el comercio electrónico y la entrega de alimentos ayudan a atender una creciente demanda minorista de queso y productos a base de queso.

Inesperadamente, las importaciones de queso de Estados Unidos aumentaron a 13,000 toneladas en junio de 2020 en comparación con las 7,500 toneladas de junio de 2019.

A julio de 2020, la industria láctea informa un aumento de 13% en las importaciones mexicanas de queso desde Estados Unidos.

Estados Unidos es el principal proveedor de exportaciones de queso a México, con una participación de mercado de 78%, seguido por los Países Bajos con 9 por ciento.

Para 2020, el USDA estima que el consumo de queso de México totalizará n 564,000 toneladas y para 2021, este mismo consumo ascendería a 572,000 toneladas.

Aunque en marzo y abril de 2020 se registraron reducciones drásticas en el consumo de queso en México debido a los continuos contratiempos macroeconómicos y el cierre del sector de hoteles y restaurantes relacionado con la pandemia, el consumo ha comenzado a recuperarse durante el verano y el otoño a medida que los consumidores comen más en casa.

El USDA afirma que la cocina casera y los pedidos de comida a domicilio están impulsando la creciente demanda de productos alimenticios comestibles, como el queso. Según el Inegi, el mexicano consume una media de casi 6 kilogramos de queso por año.

fuente: El Economista