Inicio Finanzas Granjas de cerdo al borde de la quiebra, optarían por sacrificar y...

Granjas de cerdo al borde de la quiebra, optarían por sacrificar y tirar sus animales

Las pequeñas y medianas granjas de cerdo están ante un peligro latente de cerrar o tener que sacrificar sus animales y tirarlos, pues la crisis que ha traído la contingencia por COVID-19 y la falta de apoyo del gobierno ha llevado a la quiebra algunas de estas.


En entrevista, el director del Grupo Promotor del Cerdo Mexicano A.C., Francisco Quintana Damián, apuntó que: «Hemos detectado ya pequeñas granjas que han tenido que cerrar, aunque eran granjas de traspatio de eso sobrevivían, pero han tenido que cerrar porque no encuentran compradores y esa una situación que está pegando en el campo en general, porque los productores de leche también están buscando colocar su leche, pero muy barata».


También, comentó que existe el riesgo de que los productores terminen por matar los cerdos y vender la carne a muy bajo precio o tirarlos; al menos en la zona esto no ha ocurrido, pero en Estados Unidos sí.


Hasta el momento indicó el entrevistado, en México los están matando para consumo personal cuando ya no los pueden vender. «Al no tener salida el cerdo en pie no se puede tener almacenado, entonces lo vendes, sacrificas o regalas. No tienes mucha manera de seguirlo alimentando si no hay una venta y es que después de cierto peso ya se convierte en grasa y pierde valor».


Indicó que después de que el animalito es separado de la madre y es comenzado a engordar,


tienen que pasar máximo 21 semanas y tener 110 a 120 kilos. Explicó que después de este peso lo que come el cerdo ya no lo produce en carne sino es grasa y eso ya es un problema.


«El precio al productor ha bajado, debe estar en 30 pesos de cerdo en pie y entonces el productor se está quedando con los animales. Eso no es bueno porque genera un incremento en sus costos de producción que le llevará a tener pérdidas».


Por todo esto es que el panorama es difícil para el sector y se duda mucho que este año pueda componerse, aun y cuando se permitan levantar las medidas de restricción en dos meses y reponer el nivel de ventas.


«La capacidad de compra no se va reponer rápido. Entendemos que en una economía de libre mercado las empresas que tienen que quebrar lo harán, pero en una situación de emergencia como esta, el Gobierno Federal debería de inyectar recursos, sobre todo al campo», señaló.
Destacó que las ventas de carne tras esta contingencia sanitaria han disminuido de un 40 hasta un 50 por ciento y es que hay menos compra por parte del consumidor final.

fuente: Al Calor Político