Inicio Finanzas Golpe letal para los agricultores

Golpe letal para los agricultores

El incremento en los insumos impactará en la economía de los agricultores.

Mientras los precios internacionales del maíz van a la baja, los insumos siguen escalando de manera incontrolable, lo que genera justificada incertidumbre y desesperanza entre los productores del norte de Tamaulipas.

“Definitivamente no sabemos qué vamos a hacer, los costos de producción aumentan de manera acelerada, mientras que los precios internacionales del maíz amarillo, van a la baja, se han desplomado y con ello la esperanza de los productores”.

Lo anterior, fue dado a conocer por el Presidente de la Asociación Agrícola Local “San Miguel”, Marco Antonio Garza Acosta, quien agregó que en base al panorama que se avizora, esté será el año más difícil para los productores, pues los costos de inversión se incrementan y los precios de los granos, lo mismo que los apoyos que otorga el gobierno, van en sentido contrario.

A causa del incremento del dólar, los precios de los insumos de importación, como son las semillas y algunos fertilizantes, aumentaron de manera significativa, lo que podrían convertir a la producción de maíz, en una actividad incosteable, reconoció el dirigente.

COMPARATIVO

Si el año pasado, un agricultor invertía entre 16 y 18 mil pesos por hectárea, dependiendo la cantidad de fertilizante o variedad de semilla que utilizara en la producción de maíz, con los incrementos de esta temporada sus costos de inversión se elevarán a 20 mil o 22 mil pesos.

Para poder salir adelante con tan elevados costos de inversión, los maiceros necesariamente tendrán que tener un buen colchón, es decir, recursos propios para cubrir sus necesidades, toda vez que se avío solo recibirán en este ciclo 12 mil 800 pesos por hectárea.

Los créditos son insuficientes, aunque en muchos casos tampoco sería saludable pedir que se incrementen, porque con una mala producción el agricultor estaría en riesgo de no alcanzar a cubrir el avío y se vería obligado a responder con sus tierras, ante la institución o dependencia que le concedió el financiamiento.

Nubarrones negros se avizoran para el campo regional, y el espectro de 1994 y otros años que has sido devastadores para los productores del norte de Tamaulipas, están inquietando a los maiceros, que deberán producir más, para aspirar a tener una utilidad, al término de la temporada.

 El mañana