Inicio Finanzas Ganado de Nayarit muere de sed y hambre

Ganado de Nayarit muere de sed y hambre

A diferencia de Tepic o Xalisco, en la sierra de Nayarit hay una escasez de lluvia que comenzó a ser desesperante.

La falta de agua de lluvia ya está causando estragos, sobre todo en la parte alta del estado, en donde han empezado a morir animales por la falta de agua y alimento, pues al no caer lluvia, los pastizales mueren.

Esta sequía en la zona serrana de Nayarit provocó ya la muerte de cientos de cabezas de ganado, dato confirmado por el todavía delegado en Nayarit, de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Sergio Mendoza Guzmán, quien reconoció que desde hace ya varias semanas no se registra lluvia alguna en los municipios serranos, focalizándose el problema principalmente en La Yesca, uno de los puntos más importantes en materia ganadera del estado.

El funcionario federal agregó que existe la amenaza de que se complique todavía más el año, y que por lo pronto entró ya en operación el seguro especial para estos casos.

Asimismo, la Unión Ganadera del Estado, logró obtener recursos de la federación, por aproximadamente 14 millones de pesos, para los productores del sector que resultaron con afectaciones por la mortandad de sus animales.

Ya en años pasados se había tenido este problema, pero ahora la situación, según el testimonio de algunos ganaderos que acudieron a la dependencia federal, se tornó mucho más grave.

“Ya hay mortandad de ganado, unos sí es cierto que se dan por enfermedad, pero los más se debe a que no hay qué comer, o sea por el agotamiento del pasto, ya que nosotros dependemos mucho de las lluvias y hay veces que, en verano, así como ahorita, no hay lluvias”, explicó,

“Allá no hay, muchos, pero los pocos pozos de agua en los ranchos se agotan, no te dan abasto, el problema es que necesitamos más fuentes de agua cuando no hay lluvias como ahorita”, agregó.

“Se batalla mucho con el agua y la sequía, el estiaje es resultado de lo mismo; si no hay agua, no hay pasto. Todos sabemos que estos meses son los pesados, pero como dijo mi compañero, nunca había sido tan duro como ahora”.

Según la información en poder de la SAGARPA, esta sequía es consecuencia de los efectos climatológicos del fenómeno natural denominado como “La Niña”, que desde unos años para registra intensa sequía y en otras zonas, lluvias torrenciales.

fuente: Diario Critica