Inicio Nacional Fuerzas Armadas no se han mezclado en negocios que se hacen a...

Fuerzas Armadas no se han mezclado en negocios que se hacen a la sombra del poder, señala presidente en ceremonia de salutación

67
0
Compartir

El Ejecutivo federal confía en los integrantes de las Fuerzas Armadas por su origen popular, por ser un ejército nacionalista y por desempeñarse con responsabilidad al no haber formado parte de negocios que se concretan al amparo del poder. Por tanto, se trata de instituciones fundamentales del sistema político democrático.

Tales fueron las ideas centrales expresadas por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante la ceremonia de salutación realizada este día en el Campo Marte, como parte de los protocolos correspondientes a la toma de posesión del cargo.

En reconocimiento a todos los elementos que integran la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina (Semar) y Fuerzas Armadas de México, López Obrador reiteró que nuestro país cuenta con instituciones procedentes de un noble origen: “Nuestro ejército de arriba, sus oficiales, hasta sus soldados, hasta la tropa, tienen un origen popular, es un ejército del pueblo”.

Asimismo, expresó su respaldo a estas instituciones por conducirse en un marco de independencia y honorabilidad:

“Tengo confianza también en las Fuerzas Armadas porque han actuado con responsabilidad y no se han mezclado, inmiscuido, en negocios que se hacen a la sombra del poder. Los generales, los almirantes, no forman parte de la oligarquía, como suele pasar en otros países.”

El tercer elemento característico de nuestras instituciones castrenses que destacó el mandatario se refiere a su lealtad hacia la nación: “Otro rasgo distintivo, importante del Ejército de las Fuerzas Armadas: es un ejército nacionalista. Nunca este ejército va a estar subordinado a una hegemonía o a un gobierno extranjero. Este es un ejército patriota”.

En resumen, dijo el presidente, se trata de “dos instituciones fundamentales de nuestro sistema político democrático”.

El pueblo necesita de sus Fuerzas Armadas para atender inseguridad y violencia

En consecuencia, y en su calidad de jefe máximo, López Obrador exhortó: “Por eso les convoco, en mi carácter de comandante supremo de las Fuerzas Armadas, para que todos juntos logremos resolver el problema de la inseguridad y de la violencia”.

Aclaró que la estrategia de paz y seguridad es una decisión de Estado que seguirá los cauces legales:

“Con todo realismo, hablando de manera directa, transparente, estamos planteando que se reforme la Constitución para que el Ejército y la Marina puedan ayudarnos en labores de seguridad pública. Unir la Policía Militar, la Policía Naval, la Policía Federal y conformar la Guardia Nacional… Ahora el pueblo de México necesita de sus Fuerzas Armadas para atender este problema grave de la inseguridad y de la violencia, y hemos optado por este plan, porque les tenemos confianza… Espero que pronto estas dos importantes instituciones nos ayuden, una vez si así se decide en el Congreso, que se reforme la Constitución para que podamos integrar la Guardia Nacional”.

Se reforzará formación en derechos humanos

Añadió que el país vive una etapa nueva en la que el Estado debe actuar con decisión para enfrentar los problemas urgentes que aquejan a sus habitantes:

“Esta es una reforma para el Estado mexicano, para las instituciones y para las Fuerzas Armadas, porque tenemos siempre que ajustarnos a los nuevos tiempos. La renovación es importante, indispensable, hay cambios y nosotros tenemos que actuar en consecuencia.”

A ello se agrega el nuevo enfoque que el Gobierno de México materializará en todas las acciones institucionales, especialmente las relativas a la seguridad:

“Estoy seguro de que se va a reforzar la formación en todo lo que tiene que ver con el respeto a los derechos humanos, y se va también a reforzar la formación para cumplir con los protocolos en el uso de la fuerza. Es un giro, un cambio, una reforma para bien de México y también para bien del Ejército, que sigue teniendo -a pesar de que en los últimos tiempos ha sido utilizado para tareas ingratas que le han producido ciertos desgastes-, a pesar de todo eso son las instituciones con más apoyo popular.”

No obstante, reiteró que no es posible resolver el problema de la inseguridad y de la violencia únicamente con el uso de la fuerza, por lo que el Gobierno de México concentrará gran parte de sus acciones en el bienestar de la población, especialmente de quienes han sido vulnerados por la pobreza y la desigualdad.

“Muchas gracias a la Fuerzas Armadas por su lealtad, a México por su lealtad a la patria. Esa es la lealtad que más vale, la lealtad a los principios, a los ideales, más que la lealtad a los hombres, porque la patria es primero”, concluyó.

Además del presidente, estuvieron presentes el titular de la Sedena, Luis Crescencio Sandoval Gutiérrez; el secretario de Marina, Rafael Ojeda Durán; la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el titular de la secretaría de Seguridad Pública, Alfonso Durazo Montaño; funcionarios de la plana mayor y servicios de las corporaciones castrenses; comandantes de región militar (Sedena) y región naval (Semar), así como 3 mil efectivos de ambas instituciones y de la Fuerza Aérea, enfermeras y enfermeros, médicas y médicos militares, paracaidistas, policías militares, infantería, entre otros.