FAO acaba de publicar su informe de previsiones sobre la producción alimentaria y cárnica a nivel mundial. De él se desprende que la producción global va a crecer en un 3,4% hasta los 345,6 millones de t en 2021. El crecimiento vendrá de la mano de la subida de la producción en China, Brasil, Vietnam, EE.UU. y la UE frente a la bajada productiva de otros grandes países como Australia, Filipinas o Argentina.

En China, se pronostica que la producción superará los 83 millones de toneladas, 5 millones de toneladas o el 6,5%, más que el año pasado, con todos tipos de carne que registran aumentos. Se pronostica que la carne de cerdo representan más del 80% de la producción total de carne y seguirá creciendo por las elevadas inversiones en el cadena de valor de la carne de cerdo y los esfuerzos para controlar la propagación de el virus de la peste porcina africana (PPA). A pesar de la expansión, la producción total de carne de China se estima que seguirá 5,7 millones de t por debajo de los niveles de 2018, induciendo a la importación de Brasil y la UE.

En cuanto al comercio mundial de carne, se espera que alcance los 42 millones de t en 2021, lo que supone cierto estancamiento en relación a 2020 con apenas una subida del 0,4%. Se anticipa una disminución de las importaciones de países como China EE.UU., Reino Unido. 

Respecto a China, la previsión es que alcance a importar 11 millones de t, un 2,2% menos que en 2020 debido a la mejora interna de la producción y a precios más bajos.

Entre los otros países con mayores importaciones, se esperan expansiones notables en Filipinas y la República de Corea debido a probables disminuciones en productos, mientras que en Arabia Saudita, Japón, Emiratos Árabes y México, los incrementos se atribuyen principalmente a la posible reactivación de las ventas del canal foodservice. En Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, el aumento de los precios del petróleo, un aumento anticipado en el turismo y una mayor entrada el movimiento de trabajadores expatriados aumentaría las importaciones.

En cuanto a las exportaciones, la probable reactivación del canal foodservice debido a la relajación del distanciamiento físico podrían aumentar la demanda de productos cárnicos, especialmente en países con mayor vacunación frente a la COVID-19, permitiendo a los países exportadores enviar más carne como es el caso de Brasil, Estados Unidos y Tailandia.

Finalmente, el consumo per cápita mundial para este año 2021 podría crecer en un 1,2% hasta los 43,5 kg/persona frente a los 43 kg de 2020.

eurocarne

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.