Inicio Finanzas Falta de recursos y presión laboral: los “cambios” a los que el...

Falta de recursos y presión laboral: los “cambios” a los que el campo debe adaptarse según el Consejo Nacional Agropecuario

El sector agroalimentario mexicano cerró este viernes su foro anual de tres días, en los que importantes jugadores expusieron los retos y oportunidades que enfrenta la industria que ha mostrado más resiliencia ante la crisis de covid-19.

“Tuvimos la oportunidad de conocer los nuevos retos en esta crisis, que no ha concluido, y en la nueva realidad que vamos a enfrentar”, expuso el presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega, en el acto de clausura del Foro Global Agroalimentario de México.

De la Vega, anfitrión del evento, aseguró que las tres jornadas, totalmente virtuales, son “un ejemplo” de cómo el campo mexicano debe adaptarse “a los cambios”.

El foro, que reunió a 38 conferencistas de 15 países, contó con 6,587 asistentes virtuales, un récord comparado con las ediciones físicas.Las normas laborales y la amenaza de la estacionalidad siguen siendo dos de las principales preocupaciones del campo mexicano en el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que entró en vigor el 1 de julio.

“La producción de alimentos debe estar en la agenda más alta”, reiteró el presidente del CNA, quien durante el foro aseguró que el sector agroalimentario mexicano espera una mayor presión en el tema laboral por parte de EEUU.

Las normas laborales y la amenaza de la estacionalidad siguen siendo dos de las principales preocupaciones del campo mexicano en el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que entró en vigor el 1 de julio.

El T-MEC establece una estricta normativa laboral para el sector, sobre todo porque contempla sanciones comerciales aparejadas al trabajo infantil y forzoso.

“¿Qué podemos esperar con el cambio de Gobierno en Estados Unidos? Mayores presiones en el tema laboral y ante ello estamos trabajando temas de capacitación y prevención”, expresó sobre uno de los mayores desafíos actuales.En 2018 el presupuesto fue de unos 74,000 millones de pesos (unos USD 3,690 millones), en 2019 bajó a 49,000 millones de pesos (unos USD 2,444 millones) y en 2020 tendrá una cantidad similar.

De la Vega también se refirió al recorte de presupuesto público para el campo que se ha dado en los últimos tres años.

“¿Cómo es posible que el único sector de la economía que está creciendo le estén bajando el presupuesto año con año?” cuestionó, al añadir que le gustaría ver un punto de inflexión en 2021 “con un mejor presupuesto que atienda a todos el campo mexicano”.

En 2018 el presupuesto fue de unos 74,000 millones de pesos (unos USD 3,690 millones), en 2019 bajó a 49,000 millones de pesos (unos USD 2,444 millones) y en 2020 tendrá una cantidad similar.

El sector público también estuvo representado en el foro con la participación del secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos, quien destacó el crecimiento del sector durante la pandemia de covid-19.“No podemos agregar una crisis adicional a la que ya estamos padeciendo desde el punto de vista de la salud y las consecuencias de índole económico”, añadió.

“Hemos venido diciendo que el campo no se detiene, no se ha detenido y no se va a detener en el futuro”, expresó Villalobos.

“No podemos agregar una crisis adicional a la que ya estamos padeciendo desde el punto de vista de la salud y las consecuencias de índole económico”, añadió.

Según registros oficiales, durante la pandemia el campo mexicano mantuvo su producción y distribución de alimentos y, aunque la economía en general cayó un 9.8%, el campo registró un crecimiento del 2,7 %.