Inicio Internacional FADA denuncia que el 29% del precio final de la carne en...

FADA denuncia que el 29% del precio final de la carne en Argentina corresponde a impuestos

FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina) publicó su informe semestral sobre cómo se compone el precio de tres productos claves en la mesa de los argentinos: la carne, el pan y la leche. El estudio arrojó que el consumo de carne de vaca por persona sigue cayendo por tercer año consecutivo, mientras que, por otro lado, somos el quinto proveedor mundial de carne vacuna. La leche triplicó su precio, desde el campo hasta que llega a la góndola; y desde el trigo hasta que se convierte y se vende el pan, el precio se multiplicó por siete. 

La Fundación registró que la carne tuvo un precio promedio de 372 pesos argentinos (casi 4 euros) por kilogramo, de los cuales la cría representa el 29% ($108,08), el feedlot el 23% ($83,91), el frigorífico el 5% ($18,09), la carnicería el 14% ($53,26) y los impuestos el 29% ($108,55).

Del precio de la carne, los costos de la cadena representaron 251,50 pesos argentinos. Los impuestos sumaron 108,55 pesos argentinos y el resultado de la cadena alcanzó los 11,83 pesos argentinos. De esos impuestos, el 76% son nacionales (impuesto a las ganancias, IVA, e impuesto a los créditos y débitos), 19% provinciales (inmobiliario rural, ingresos brutos) y 5% municipales (impuesto a la industria y comercio y tasa vial). A lo largo de la cadena, la etapa de la cría es la que más impuestos paga, seguido por el consumidor. Los mayores costos en las distintas etapas son: en el feedlot y en el frigorífico el animal, y en la carnicería la media canal.

El precio de la carne, paso a paso: se pagó por el ternero un precio promedio de 141,33 pesos argentinos el kg. de animal vivo, equivalente a 48,50 pesos argentinos el kg. de carne al mostrador. En la siguiente etapa, el precio promedio de venta del novillo al frigorífico fue de 109,50 pesos argentinos por kilo de animal en pie. 

Luego, el frigorífico vendió el kilo de carne al gancho a 202,72 pesos argentinos, un 13% superior respecto marzo 2020. Finalmente, la carnicería, tuvo un precio de 336,55 pesos argentinos el kg para agosto, mientras que en marzo fue de 293,72 pesos argentinos. El IVA representa el 10,5%, por lo que el consumidor final pagó en promedio 372 pesos argentinos el kilo de carne. 

En el año 2020, un 73% de la producción de carne vacuna fue al mercado interno. “Si tenemos en cuenta estas cantidades, consumimos 50 kg. de carne de vaca por persona al año. Este es el tercer año consecutivo que ese número viene bajando, y esto se debe, en parte, a una pérdida del poder adquisitivo de la población, que hace que prefiera consumir otras carnes como cerdo o pollo”, explica Ariño. De todos modos, Argentina se encuentra entre los países con mayor consumo de carne por persona del mundo, donde la carne vacuna se complementa con cerdo y pollo. “Si nos vamos al mercado externo, vemos que Argentina se ubica dentro de los cinco principales proveedores de carne vacuna mundiales, superado solo por Brasil, India, Australia y Estados Unidos”, afirma la especialista.  

“Desde el 2019 la cadena se vio afectada por la caída del consumo de algunos productos, esto se agravó en el medio de la pandemia, y se espera que continúe la tendencia durante la pospandemia, producto de la caída del poder adquisitivo de la población, sumado a una actividad económica deprimida y un contexto en el que aumentó el desempleo y la pobreza, impactando en los volúmenes de venta al mercado interno, principalmente de aquellos productos de mayor valor”, explica Miazzo. Sin embargo, advierten los especialistas de FADA, la actividad exportadora es una alternativa que contribuye positivamente a los resultados de la industria que acceda al mercado externo.

Eurocarne