Culiacán, Sinaloa.- Los productores de maíz deben estar atento y evitar la quema de socas ya sea porque ellos lo pongan en práctica para ahorrarse tiempo y dinero en limpiar la parcela o porque los pepenadores en su afán de encontrar las mazorcas lo realicen, recomendó el director estatal de Inocuidad del Estado, Ramón Gámez Gastélum.

Aclaró que la quema de socas está prohibida, y los ayuntamientos a través de sus comités conformados para monitorear este asunto deben estar atentos y aplicar las sanciones aprobadas en cada municipio.

Invitó a incorporar la materia orgánica ya sea a través de labranza mínima de conservación, o bien aplicar el rastreo y no queme los restos del cultivo por el grave daño ecológico que causa, además de los riesgos a terceros como ya ha ocurrido donde el viento arrastra el fuego a parcelas con cultivos de maíz aun en pie listos para cosechar.

“Al momento que se quema ese rastrojo, esterilizas el suelo, aparte del daño ambiental es también hacia el mismo bolsillo del productor”, expuso.

Gámez Gastélum manifestó que al tener sequía, al dejar la soca en el suelo se mantiene la poca humedad que haya, además de los nutrientes que esta aporta que enriquece el suelo con todos los microorganismos.

Esto propicia que el agricultor tiene que aplicar más químicos para agregarle nutrientes al suelo, lo cual les resulta más costoso que si aprovechara la materia orgánica de las socas en vez de quemarlas.

Señaló que los ayuntamientos deben tener sus comités contra la quema de socas por lo que tienen que activar la supervisión y aplicar las sanciones que correspondan al detectarse este tipo de prácticas que están prohibidas.

fuente: Línea Directa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.