La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) presentaba en la mañana de ayer miércoles su primera Memoria de Sostenibilidad para dar cuenta del compromiso que mantiene la industria de alimentación y bebidas con el Desarrollo Sostenible y la responsabilidad del sector con el entorno en el que actúa.

Este Informe, elaborado por la consultora KREAB con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), recoge las principales iniciativas, avances y oportunidades en materia de sostenibilidad, además de ser una hoja de ruta sobre los ejes estratégicos en los que las empresas del sector tienen que enfocar su actividad.

Presentación y críticas al Real Decreto de Envases y Residuos
La presentación de la Memoria corrió a cargo de José Miguel Herrero, director general de Industria Alimentaria del MAPA, y Mauricio García de Quevedo, director general de FIAB, quienes han puesto en valor la importancia estratégica del avance hacia una industria cada vez más sostenible y los esfuerzos que se realizan desde el sector en favor de la consecución de modelos de trabajo cada vez más eficientes y respetuosos con el entorno.

De esta manera, desde la FIAB, su director general aseguraba que “los fabricantes de alimentos dan respuesta a las necesidades de una sociedad cada vez más consciente y comprometida con la sostenibilidad, a través de distintas iniciativas que abordan el desarrollo sostenible desde un enfoque holístico, teniendo en cuenta todas sus vertientes: económica, social y medioambiental”.

El director general de FIAB se ha referido a medidas legislativas como el Real Decreto de Envasesy Residuos de Envases, que con su actual redacción “obligaría a inversiones inesperadas e inasumibles por la industria, que se elevarían a 6.270 M€ para adaptarse a los nuevos objetivos de reutilización y hacer frente a la reducción del 50% de botellas de bebidas de plástico de un solo uso para 2030.  Esto, unido al incremento del coste de la Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP), 490M€, y al impuesto al plástico, 300M€, representaría para el sector un impacto de más de 7.000M€

La medida abocaría al cierre de 2.400 compañías ─más del 7% del total de la industria─, principalmente pymes y empresas ubicadas en el medio rural, por lo que Mauricio García de Quevedo ha vuelto a tender la mano al Ejecutivo para “avanzar coordinados en la búsqueda de modelos cada vez más eficientes y sostenibles, pero siempre sin perjudicar la competitividad de las empresas”.

Agente clave para la lucha contra el cambio climático
La industria de alimentación y bebidas se ha convertido, a través de su actividad, en un agente decisivo en la lucha contra el cambio climático y la protección del medioambiente, ya que contribuye con medidas de eficiencia a reducir, entre otros, el desperdicio alimentario, el uso de recursos hídricos o las emisiones derivadas de su actividad.

Así, desde el año 2014, la industria de alimentación y bebidas ha reducido en un 8,2% sus emisiones y ha mejorado su eficiencia energética en un 13,4%, además de haber reducido en hasta un 20% el consumo hídrico, lo que equivale a un ahorro de 14 millones de m3 de agua. Asimismo, ya en 2019 el 9,2% del total de la energía consumida en el sector procedía de fuentes renovables.

Compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible
Además, el sector tiene capacidad para impactar de forma positiva en todos y cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas contemplados en la Agenda 2030. Por ello, entre los principales retos y objetivos del sector, está el de integrar estas metas de sostenibilidad en el centro de las estrategias de desarrollo y crecimiento.

Desde hace años son muchas las empresas elaboradoras de alimentos y bebidas que los incorporan en sus procesos de tomas de decisiones. De hecho, el de los alimentos y bebidas es el quinto sector con mayor número de empresas comprometidas con los ODS, con un porcentaje del 89%. Además, la industria de alimentación y bebidas tiene especial impacto en los Objetivos sobre producción y consumo responsable (12), trabajo decente y crecimiento económico (8), igualdad de género (5) y energía asequible y no contaminante (7).

Innovación
En definitica, la innovación está presente en todos los avances y transformaciones que permiten avanzar hacia modelos circulares y respetuosos con el entorno. La industria de alimentación y bebidas promueve la búsqueda de soluciones innovadoras ante los problemas que encara el sector en el presente. Cabe destacar que la industria de alimentación y bebidas está formada por un número cada vez más grande de empresas innovadoras (con un total de 779 en 2019, de las cuales el 82% son pymes), consolidando más de 3.435 empleos en actividades de investigación en 2020 y movilizando unos 260 millones de euros de fondos públicos y privados hacia la inversión en I+D+i, tal y como se desprende de esta Memoria de Sostenibilidad presentada por la FIAB.

Eurocarne

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.