En el marco de la primera celebración del Día Nacional de la Sanidad Vegetal este 1 de julio, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural entregó el Premio Nacional de Sanidad Vegetal 2021 a los doctores Héctor González Hernández, por la Labor Científica, y Fernando Tamayo Mejía, por el Mérito Fitosanitario.

Los galardonados recibieron el premio de manos del titular de la dependencia, Víctor Villalobos Arámbula, quien señaló que proteger la salud de las plantas y la biodiversidad contribuye a erradicar el hambre, reducir la pobreza, proteger el ambiente e impulsar el desarrollo económico, toda vez que las plagas pueden dañar al 40 por ciento de los cultivos alimenticios a nivel mundial.

Al conmemorar por primera vez el Día Nacional de la Sanidad Vegetal, el titular de Agricultura dijo que en México se procura una fitosanidad de excelencia, respaldada por técnicos de clase mundial, infraestructura gubernamental moderna y un marco jurídico sólido.

Precisó que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) realiza la labor de conservar y mejorar el estatus fitosanitario para proveer de alimentos sanos a los mexicanos y ampliar oportunidades a los productores para colocar sus mercancías agrícolas en el mercados nacionales e internacionales, y con ello propiciar el bienestar de las comunidades rurales y promover una agricultura más productiva, inclusiva y sostenible.

Resaltó que el mandato presidencial de celebrar el Día Nacional de la Sanidad Vegetal es una oportunidad para reconocer el trabajo de los técnicos, profesionales e investigadores que defienden la sanidad agrícola del país y de concientizar a la población sobre la importancia de la fitosanidad en la producción de alimentos seguros y para avanzar hacia la autosuficiencia alimentaria.

El director en jefe de Senasica, Francisco Javier Trujillo Arriaga, subrayó que en México la fitosanidad está armonizada en toda la estructura gubernamental, con el objetivo de resguardar el patrimonio vegetal del país, además de coadyuvar para la protección de la biodiversidad.

Indicó que este trabajo es acorde con las normas que dicta la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF), tratado en el que México es actor  protagónico para llevar iniciativas que posteriormente son adoptadas por los países miembros.

Ejemplo de lo anterior, dijo, es que México fue el primer país en establecer, hace más de 30 años, la primera zona libre de moscas de la fruta en diversas regiones de Sonora, mecanismo que posteriormente fue adoptado por más de 50 naciones.

La representante en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Lina Pohl Alfaro, destacó que nuestro país, en materia de sanidad vegetal, es un referente a nivel mundial, por eso, lo que aquí sucede “repercute fuera de estas fronteras”.

Señaló que la declaratoria de un Día Nacional de la Sanidad Vegetal, ligado a la entrega de reconocimientos a quienes con la ciencia y la práctica protegen el patrimonio agroalimentario del país, es una idea extraordinaria que debe ser replicada a nivel mundial.

Externó la felicitación del director general de la FAO, Qu Dongyu, hacia México por esta iniciativa, la cual demuestra, dijo, “el extraordinario trabajo que lleva a cabo Senasica para potenciar al país como uno de los mayores productores de alimentos sanos y seguros a nivel internacional”.

Pohl Alfaro subrayó que instituciones como el Senasica son la solución para el crecimiento y desarrollo que requieren los países, en particular durante el acontecer actual en el que la pandemia ha generado una crisis alimentaria en varias naciones, en la que México fue una excepción, ya que en todo momento mantuvo el abasto de alimentos para los mercados nacional e internacional.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Molinera de Trigo, José Luis Fuente Pochat, señaló que los productores han hecho sinergia con Agricultura, por lo que no son ajenos al trabajo que realiza el Senasica para garantizar alimentos sanos y seguros.

Indicó que diariamente circulan por el país el equivalente a dos mil tolvas ferroviarias con granos y oleaginosas, con el fin de satisfacer la demanda de 67 millones de toneladas anuales, y para garantizar que no contengan plagas ni enfermedades es necesaria la infraestructura, los especialistas y la organización del Senasica.

Por la Asociación de Exportadores de Mango de México, José Armando Celis Moreno, comentó que de los 55 mil productores que incluye la asociación desde Chiapas hasta Sinaloa, el 80 por ciento pertenecen al sector social.

Refirió que durante 30 años los mangueros han contado con el apoyo de Senasica, ya que su exportación anual a Estados Unidos ha pasado de 10 millones de cajas a 85 millones, más las comercializan en países de Europa y Asia.

El vicepresidente y gerente general de Driscoll´s en México, Miguel Ángel Curiel Mendoza, consideró que el esfuerzo de los técnicos fitosanitarios, como los que son reconocidos con el Premio Nacional de Sanidad Vegetal, fortalece al sector agroalimentario de México y lo ha posicionado como referente mundial y pilar del desarrollo del campo mexicano.

Para continuar con este estatus, comprometió el apoyo de los productores de frutillas del país, sector que ha crecido y se ha situado como uno de los mayores productores y exportadores a nivel internacional, gracias al cumplimiento de las regulaciones sanitarias que establece Agricultura.

Galardonados con el Premio Nacional de Sanidad Vegetal

Héctor González Hernández, galardonado por la Labor Científica, es doctor en Entomología por la Universidad de Hawaii y sus principales áreas de investigación por más de 37 años son el manejo de plagas del agave tequilero; trips y escamas del aguacate; la cochinilla rosada del hibisco, y el control biológico de psílido asiático de los cítricos.

Fernando Tamayo Mejía, quien recibió el premio por el Mérito Fitosanitario, es doctor en Ciencias con especialidad en microbiología por la Universidad Autónoma de Nuevo León y cuenta con 27 años de experiencia en temas de sanidad vegetal, principalmente en estudios de control biológico.

Durante el evento, también se entregaron reconocimientos a los ganadores de las ediciones 2019 y 2020, debido a que sus premiaciones fueron suspendidas por la contingencia sanitaria.

Por la edición 2019, fue reconocido el Posgrado en Fitosanidad con sus dos orientaciones: Entomología y Acarología, y Fitopatología, del Colegio de Postgraduados (Colpos) por la Labor Científica, y Héctor Manuel Sánchez Anguiano por el Mérito Fitosanitario.

En 2020, se entregó el Premio Nacional de Sanidad Vegetal a José Isabel López Arroyo por la Labor Científica y a Ana Lilia Montealegre Lara por el Mérito Fitosanitario.

Asistieron también los presidentes de la Academia Entomológica de México A.C, Juana María Coronado; de la Sociedad Mexicana de Fitopatología A.C., Patricia Rivas; de la Academia Mexicana de Entomología (AMEA), Néstor Bautista Martínez; de la Sociedad Mexicana de Control Biológico, Refugio Lomelí; de Ingenieros Agrónomos Parasitólogos (IAP), Abel Toledo, y del Consejo Nacional Consultivo Fitosanitario (Conacofi), Javier Hernández, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.