El directivo participó en el 1er Foro Internacional Agroindustrial, organizado por la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), con la ponencia “Retos y Desafíos de la Industria de Alimentos Balanceados”; destacó que los mayores  productores de este insumo en el 2021 fueron China con 261.42 millones de toneladas, después le sigue Estados Unidos con 231.54 millones de toneladas, Brasil 80.09 millones de toneladas, India 44.06 millones de toneladas y México 38.80 millones de toneladas.

Por especie, a nivel mundial, el año pasado se utilizó este insumo para la producción de pollo de engorda 352 millones de toneladas, cerdo 310 millones de toneladas, gallina de postura 159 millones de toneladas, bovinos leche 133 millones de toneladas, de carne 115 millones de toneladas, acuacultura (camarón y peces) 51 millones de toneladas, mascotas 34 millones de toneladas y otras especies, como conejos, caballos, gallos, ovejas y caprinos 82 millones de toneladas.

Sobre el tema de los precios de los insumos para elaborar el alimento balanceado, como es el maíz amarillo ha tenido un fuerte incremento, ya que en el 2000 tenía un costo de 213.08 dólares por toneladas y en mayo de este año se cotizó en 395.65 dólares por tonelada, lo que significa un incremento del 85.7 por ciento; la pasta de soya, tenía un costo de 387.79 dólares por tonelada y terminó su cotización en esos mismos períodos de 570.11 dólares por tonelada, con un incremento del 47.0 por ciento.

Destacó que la sequía que azota a México se extiende por gran parte del territorio en distintos grados. Una intensa ola de calor y la falta de lluvias en los últimos meses agravan la situación que ya alcanzó al campo y ha provocado el desabastecimiento y robo de agua en algunos estados del norte y noroeste del país; cerca del 80 por ciento del territorio sufre algún grado de sequía, así lo refleja hasta este 30 de abril el Monitor de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Por otro lado los tiempos de traslado de los insumos para la elaboración de los alimentos balanceados también se han incrementado, es decir, de Europa a México en el 2019 se utilizaban 25 días, en 2020 35 días y el año pasado fueron de 75 días en promedio; de Asia a México en 2019 se requerían 23 días, en el 2020 30 y en el 2021, 80 días; esto se debe a la alta demanda de contenedores y buques portacontenedores, así como saturación de algunos puertos, prohibición de atraque de buques y el impacto de la pandemia del virus SarsCov2, causante del Covid-19.

Otro factor que afecta también es la guerra en Ucrania, que redujo el acceso mundial a fertilizantes, trigo y maíz. La inflación agrícola impacta a México porque somos un país altamente importador y dependiente de granos.

En cuanto a los costos de producción de un kilo de huevo en 2020 fue de 17.31 pesos y en el 2022 de 31.20 pesos por kilogramo, con un aumento del 80.1 por ciento, comentó el directivo de la CONAFAB.

El costo de producción para un kilo de carne en el valle de México fue en el 2020 de 22.91 pesos, mientras que en el 2022 de 34.84 pesos por kilogramos, con un incremento del 52.1 por ciento.

Conafab

Artículo anteriorDemanda de carne de vacuna estadounidense de calidad en Japón está protegida
Artículo siguienteMéxico prevé vender más fórmulas lácteas a EU

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.