Inicio Estatal El Triticale ha demostrado ser resistente a temperaturas de hasta -17 grados,...

El Triticale ha demostrado ser resistente a temperaturas de hasta -17 grados, siendo una excelente opción forrajera: Moisés Béjar

Chihuahua, Chih. Debido a que no llovió el estado de Chihuahua está en sequía y con el agua que se ha sacado de las presas en la región centro-sur, el panorama es peor, por eso es que ante esta situación tan apremiante para los productores de toda la entidad los forrajes con gran aguante ante estas situaciones son los indicados para que el ganado, tanto de leche, como de carne, y así también para borregos y otras especies de rumiantes, y un ejemplo de ello es el Triticale, el cua les rustico y requiere de mucha menor cantidad de agua para cosecharlo.

“En el estado nos tocó una crisis muy dura este año porque yo hablo con productores de La Laguna, de Durango, de Zacatecas a quienes les mandamos semilla y nos dicen que estan derramando sus presas, porque estan al 106%, 110% y aca se estan vaciando las presas y no nos cayó lluvia entonces, ahora sí nos tocó entre 2 aguas, de 100 litros que nos llueve en la sierra Tarahumara o en la Sierra Madre Occidental, 75 se van a Sinaloa o Sonora, alla ellos tiene sus presas llenas y siembran trigos, cartamos, soya y nosotros con 25 litros tenemos que abastecer el sector agropecuario y otros usos y aparte pagar el agua del Tratado de 1944, entonces, es una situación difícil pero la gente de Chihuahua somos muy tenaces y tenemos que seguirle dando, y es aquí donde este tipo de forrajes es importante ante la falta del vital líquido”, expresa el Ing. Moisés Béjar Hinojosa Investigador.

Y precisamente hablando del Triticale, dice que como investigador, no se hacen las cosas bajo ocurrencias, o cuestiones sacadas de la manga, sino que tiene que obedecer a lo que los productores le digan, cuestiones como el que se les está helando la avena más fácilmente, es susceptible a falta de agua, o de suelos muy pobres, por lo que bajo esas premisas fue que iniciaron a trabajar con los Triticales, y agrega: “Yo recuerdo el año de 1997, el 12 de diciembre en la zona centro-sur, en Saláices entre Jiménez y Parral, en Villa López, nos llego una helada de menos 12 grados, en Madera debieron estar a -18 grados (lugar donde ofreció una platica el viernes 2 de octubre), algo similar al 2011 en que las temperaturas bajaron por 43 horas bajo cero, -10, -13. -16, en Madera anduvieron a -20 grados o -25, y esas temperaturas las resistió el Triticale, en 1997 pasó su primera prueba de hielo, manifestando su resistencia y eso se traduce en una alternativa para los meses más fríos y con menor cantidad de forraje en los meses noviembre, diciembre, enero, febrero y marzo, en los que puede entrar muy bien este forraje, cuando se duermen las alfalfas y la avena no resiste esas temperaturas”.

José de Jesús Nava Macías