Inicio Internacional El tiempo nos dará la razón de que el brote de salmonella...

El tiempo nos dará la razón de que el brote de salmonella en papayas no proviene de Colima

Hace unos días un brote de salmonella Kiambu alarmó a los consumidores de papayas en Estados Unidos, el cual dejó una víctima fatal en Nueva York. Se especula que las papayas son provenientes de México, sin embargo, aún no hay pruebas del origen y representantes de la industria están confiados en que el brote no nació desde el país azteca.

Una compañía cuyas papayas han estado vinculadas al brote, inició el retiro voluntario de sus productos, de acuerdo a información de la Food and Drug Administration (FDA).

“Grande Produce informó a la FDA que la compañía inició un retiro limitado de su marca Caribeña de papayas Maradol distribuidas en todo el país del 7 de julio al 18 de julio de 2017, dijo la FDA en una actualización.

“A partir del 25 de julio de 2017, Grande Produce no ha emitido un comunicado de prensa para notificar a los consumidores de su retiro. Por lo tanto, la FDA está aconsejando a los consumidores a evitar toda la marca Caribeña de papayas Maradol”.

“La FDA también señaló que hay enfermedades en los estados donde Grande Produce no distribuyó papayas y continúa su investigación”.

Las papayas en cuestión son supuestamente de origen mexicano, pero aún no hay información oficial sobre su origen.

Ante esto, la autoridad sanitaria de México, Senasica, informó que “aún es prematuro señalar a la papaya mexicana como la fuente de contaminación, en tanto no se cuente con los análisis de laboratorio oficial”.

El mismo organismo informó que sus técnicos ya se encuentran levantando muestras en diversos estados del país, a fin de contribuir con la investigación para determinar el origen del brote de salmonella que se presentó en 12 entidades de Estados Unidos.
“El tiempo nos dará la razón de que el problema no proviene de Colima”

En Portalfruticola.com hablamos con Miguel Ángel Espinosa, presidente del Consejo Estatal de Productores de Papayas de Colima A.C., quien comentó que “anteriormente ya hubo una alerta por una variante de la salmonella en 2011 en EE.UU., donde también se había dicho que provenía de las papayas mexicanas, pero nunca se logró encontrar esta cepa de salmonella en México, aunque si se encontró en papayas en EE.UU.”

Espinosa dice que eso generó una alerta que aún está vigente y que, a partir de esta situación, todos los exportadores de papayas de México hacia EE.UU. necesitan pasar por un protocolo extra en donde hay que demostrar que la fruta enviada está libre de patógenos contaminantes.

“Tenemos que enviar pruebas documentales y fotográficas que muestra que estamos haciendo algo para bajar las probabilidades de contaminación”.

Espinosa es enfático en declarar que “hasta ahora no se ha encontrado la bacteria de salmonella en México. Senasica, que es nuestra autoridad sanitaria, está haciendo visitas a campos y tomando muestras de todo, de agua, de suelos, de frutas y maquinarias, todo lo posible para tratar de encontrar este foco de bacteria que ha enfermado a estas personas en EE.UU., pero si es que la bacteria está en México, va a tomar por lo menos un mes en que Senasica pueda analizar y obtener resultados de las muestras”.

“Sabemos que ya 47 personas se han enfermado en EE.UU., con una persona que lamentablemente falleció en Nueva York y 12 personas que hasta la última información que hemos tenido están hospitalizadas”.

Respecto a que se esté apuntando hacia la papaya mexicana como origen de la salmonella, Espinosa señala que efectivamente la cepa se encontró en 3 de 10 muestras de frutas en un supermercado de Maryland, pero no se sabe si la cepa venía ya con la fruta o se contaminó en EE.UU.

“La fruta pudo haberse contaminado en el campo, en el trayecto hacia EE.UU. o en las mismas bodegas de almacenamiento del distribuidor, eso es lo que aún no encuentran, dónde está el origen de la cepa”.

Al no tener claro el origen, EE.UU. no ha cerrado las fronteras ni ha ejercido una prohibición de la venta del producto, pero si se está recomendando que los que compraron la fruta en ese supermercado la desechen.

“Hasta el momento no se ha encontrado la cepa en los campos de México, tampoco en Colima que es el estado productor más grande, hemos recomendado a nuestros asociados que realicen análisis de salmonella, E. Coli y de heces fecales en sus procesos en la fruta y estamos trabajando con el Gobierno de México, comercializadores y Gobierno de EE.UU. para esclarecer esto, al final a nadie le conviene que haya esta mala publicidad”.

Espinosa dice que, en Colima, desde la alerta en 2011, se generaron sistemas de trazabilidad y que “sabemos que nadie de este estado había vendido fruta al distribuidor en EE.UU. de donde apareció la bacteria desde hace 4 o 5 meses atrás”, por lo que “nosotros creemos que estamos a salvo, pero tenemos que esperar, continuar trabajando con las autoridades, y el tiempo nos dará la razón de que esta problemática no viene desde acá, estoy seguro”.

portal fruticola