Obtenidas del espinazo de puerco, las chuletas reportaron la mayor alza de precio de más de 12 años, debido a la creciente demanda en los mercados internacionales, principalmente de Estados Unidos y China.

El precio de las chuletas de cerdo se disparó 18% en la primera mitad de agosto de este año contra la misma quincena de 2020, de acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor del Inegi.

Significa el aumento más pronunciado desde la segunda quincena de mayo de 2009, cuando aumentaron 19% y además es la séptima quincena consecutiva en que el precio de esta pieza de carne sube a tasa de doble dígito.

Las chuletas de cerdo más caras se ubican en Cuernavaca, Morelos, donde el kilo a granel se vendió en promedio a 119 pesos del 23 al 29 de agosto, aunque en algunas zonas se comercializó en 140 pesos, indican datos de la Profeco.

Le sigue la Ciudad de México, donde se vendieron en promedio a 110 pesos y alcanzaron un máximo de 134 pesos; continúan Culiacán, Sinaloa, donde el costo ronda los 124 pesos, lo mismo que en las capitales de Durango y Puebla. En Guadalajara, Jalisco, la misma presentación se ofreció en 107 pesos y llegó a un máximo de 118 pesos, mientras en Monterrey, Nuevo León, costó en promedio 118 pesos y alcanzó hasta los 124 pesos.

Las chuletas de cerdo menos caras se encuentran en Cancún, Quintana Roo, donde se venden en promedio a 98 pesos, mientras en Ciudad Juárez, Chihuahua, y Hermosillo, Sonora, cuestan 105 pesos por kilo, según la Profeco.

Hay otros cortes del puerco que han subido en mayor magnitud que las chuletas, como es el caso de la pulpa de cerdo, con un incremento de 20% en la primera quincena de agosto, así como la pierna, con un aumento de 21%, de acuerdo con los registros del Inegi.

El Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) relaciona el encarecimiento de la carne de puerco con el mayor precio internacional de la misma, debido a la creciente demanda de Estados Unidos, ante los estímulos económicos otorgados a las familias de ese país. Destaca también el mayor consumo de China, no sólo de carne de porcino, sino también de res. Los cárnicos también se han encarecido por el costo más alto de materias primas como el maíz, la pasta de soya, la semilla de algodón, la alfalfa y los granos secos de destilería con solubles (DDGS, por sus siglas en inglés).

El consumo per cápita de carne de porcino fue de 18.9 kilogramos por mexicano el año pasado, por arriba de los 15.1 kilos de la proteína de res, y sólo por detrás de los 34.1 kilos relacionados a la carne de pollo, señala el Consejo Mexicano de la Carne (Comecarne).

El año pasado México produjo 1.5 millones de toneladas de carne de porcino, pero consumió más de 2 millones y fue el octavo mayor consumidor del mundo. En este contexto, el país compró del extranjero 910 mil toneladas y vendió 345 mil, muestran datos de Comecarne. Jalisco, Sonora y Puebla fueron los tres principales generadores de cerdo en México, por concentrar más de la mitad de la producción nacional.

Fuente: eldiariodecoahuila.com.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.