Inicio Uncategorized El INIFAP plantea el uso de granos de cereales enteros en la...

El INIFAP plantea el uso de granos de cereales enteros en la dieta avícola

Con el fin de buscar una alternativa a la escasez de fuentes de energía en alimentos para animales, el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), propuso un método que reduzca los costos de manejo y procesamiento, con base en la integración de granos de cereales enteros como materia prima.

El aumento en los costos de maíz para la producción de etanol y el consumo de energía eléctrica en la molienda de granos, han generado una crisis en la fabricación de comestibles para aves de corral, lo cual influye en el alza de precios y un desequilibrio en la industria avícola.

De tal manera, el sorgo, al posicionar a México como uno de los principales países productores del mundo, y ser un grano que tiene mayor resistencia a las condiciones climáticas, además de gran adaptabilidad a distintos tipos de suelo, ha fungido como elemento clave en las dietas para pollos de engorda y gallinas de postura.

No obstante, el uso constante del sorgo en aves, se ha visto que dietas para pollos de engorda y gallinas de postura formuladas con base en sorgo, se han asociado con una producción inconsistente, que incluso llega a estar por debajo del nivel óptimo debido a la presencia de taninos. Sin embargo, se han usado varias estrategias para contrarrestar el efecto negativo de los taninos del sorgo como es la inclusión de metionina sintética en la dieta, la selección de nuevos cultivares de sorgo con bajo contenido de taninos y la formulación de dietas con base en el contenido de aminoácidos digestibles

Cabe mencionar que, el comportamiento productivo de los pollos que consumieron dietas con sorgo o trigo entero fue similar, y se observaron además beneficios en la salud intestinal de los animales, e incluso se puede obtener mayor eficiencia con menos alimento. Es recomendable incluir el sorgo entero gradualmente en los alimentos, dando lugar a la adaptación de las aves, iniciando con inclusiones de un 5% de sorgo entero en pollos de ocho días de edad e incrementando paulatinamente hasta un máximo del 40% en pollos de 42 49 días de edad.