Inicio Internacional El fortalecimiento de los precios del ganado en Brasil abre una posibilidad...

El fortalecimiento de los precios del ganado en Brasil abre una posibilidad para Uruguay

Dada las diferencias de precios con el ganado subiendo en Brasil y bajando en Uruguay, más la falta de disponibilidad de ganado brasilero, están dadas las condiciones para que Uruguay pueda hacer un buen negocio.

La caída del precio de ganado en Uruguay es ya un tema preocupante y la pregunta es cuándo llegará a un piso. Mientras en la región el ganado sube, en Uruguay las perspectivas no son buenas al no haber señales de que vaya a cambiar la tendencia del mercado, mientras el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca trabaja para habilitar la exportación de ganado en pie a Brasil donde la hacienda se disparó y el novillo gordo es el más alto del Mercosur.

El economista Fernando Petruzzi, consignatario de ganado de Brasil y responsable de la empresa Rédea Rural dijo a La Mañana que en setiembre el precio en Brasil estaba “casi 15% por debajo del precio del ganado de Uruguay y hoy el mercado cambió y está casi 10% arriba, con el valor del gordo en el entorno de los US$ 3,20 o US$ 3,30”.

Explicó el alza del precio “por varios factores” entre los que se destacan “las compras chinas que son importantes y que empujan el ganado para arriba con acompañamiento del mercado interno que se va equiparando” y sin tener oferta suficiente. “Aquí la falta de oferta es impresionante” y se da la situación que Mato Grosso do Sul que es el mayor productor de ganado de Brasil y que ofertaba terneros a todo el país, ahora tenga que comprarlos en Río Grande do Sul para abastecerse”. “Este año, desde el sur mandamos más terneros para el centro del país que para la exportación. Van más de 200.000 terneros que subieron de Río Grande do Sul a São Paulo, Mato Grosso o Minas Gerais”, agregó.

Además incide el tipo de cambio, “tenemos un dólar favorable a las exportaciones, a comienzo de año estaba a 4,30 reales, hoy a 5,45 reales y es bueno para exportar”.

Otro factor que incide es el aumento de los granos que se van valorizando. Tenemos todo valorizado”, destacó, y recordó que la “agricultura, principalmente la soja, le va ganando espacio a la ganadería”.

Las perspectivas para los próximos meses es que el ganado siga subiendo, y a pesar de que el mercado es abierto y todo puede pasar, “no parece que vaya a haber una baja de los valores”.

Argentina y Paraguay

El novillo gordo también subió en Argentina y Paraguay, llegando a los US$ 2,81 y US$ 3,00, respectivamente, a pesar de la menor demanda europea y que Paraguay no le vende a China.

En novillo argentino para la cuota Hilton se posicionó en los US$ 2,81, un alza de dos centavos respecto a la semana pasada, en tanto en Paraguay el novillo a Europa se cotiza en US$ 3,00 y a Chile US$ 2,50. Además en el país guaraní se inició la faena kosher en cuatro frigoríficos a un valor de US$ 6.000 la tonelada destino Israel, uno de los principales clientes de carne de vacuno paraguaya.

En Uruguay fuerte y constante caída del ganado

En Uruguay el valor del ganado ha tenido una caída importante, los valores que semanalmente publica la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) acumulan 8 semanas de caídas consecutivas en todas las categorías.

En diferentes instancias, referentes de la ACG han explicado el motivo de porqué se da una caída constante y persistente, coincidiendo básicamente en dos factores: el climático y el rito de entradas a frigorífico.

El lunes 5 de octubre, Diego de María dijo que el mercado de haciendas “está un poco enrarecido, con la industria pasando valores por debajo de la semana anterior”; agregó que la vaca estuvo “más demandada”, pero no tanto el novillo, y observó “poca diferenciación como para apreciar algo respecto a la semana pasada en cuanto a premiar los ganados bien terminados” frente a los que no lo están. En eso, al ser comparado con semanas anteriores “se ve poca diferencia, creo que había una tarifa de precios que cumplir y la industria se está manejando con esa tarifa sin diferenciar mucho el estado de los ganados”, opinó, y añadió entonces que “las entradas están dispares a 15 o 20 días” aunque otras “fueron adelantadas”.

La mañana