Inicio Internacional El comercio cárnico bovino entre EU y Japón, presenta deficiencias

El comercio cárnico bovino entre EU y Japón, presenta deficiencias

El Gobierno de Japón ha anunciado que el aumento de las importaciones de carne de vacuno congelada en el primer trimestre del año fiscal japonés (abril-junio) ha provocado una salvaguardia sobre las importaciones de carne de vacuno congelada procedente de los Estados Unidos.

El aumento, del 38,5 al 50%, comenzó el 1 de agosto de 2017 y durará hasta el 31 de marzo de 2018. El arancel sólo afectaría a los exportadores de países, incluidos los Estados Unidos, que no tienen acuerdos de libre comercio con Japón vigentes.

La subida se debió fundamentalmente a que las importaciones procedentes del país norteamericano se dispararon tras el aumento de los precios de la ternera de Australia -el primer proveedor de Japón-, más cara debido a la sequía que ha azotado el país.

Ante esta situación, el Secretario de Agricultura de los Estados Unidos, Sonny Perdue, se ha mostrado preocupado porque “un aumento del arancel japonés sobre las importaciones congeladas de carne de vacuno impida las ventas de carne de Estados Unidos y probablemente incremente el déficit comercial total de Estados Unidos con Japón. Esto perjudicaría nuestras importantes relaciones comerciales bilaterales con Japón en materia de productos agrícolas. También afectaría negativamente a los consumidores japoneses aumentando los precios y limitando su acceso a la carne congelada de alta calidad estadounidense. He pedido a los representantes del gobierno japonés, directa y claramente, que hagan todo lo posible para hacer frente a estas fuertes preocupaciones y al daño que podría resultar tanto para los productores estadounidenses como para los consumidores japoneses”.

Las exportaciones estadounidenses de carne y productos de carne a Japón sumaron 1.500 millones de dólares el año pasado, lo que lo convierte en el principal mercado de los Estados Unidos. La subida se notará sobre todo en los productos que compra la restauración japonesa y podría derivarse finalmente a los consumidores.