El agricultor que dio la voz de alarma con las fresas con hepatitis: «Sólo se revisa el 10% de los productos que entran desde Marruecos»

El agricultor que dio la voz de alarma con las fresas con hepatitis: «Sólo se revisa el 10% de los productos que entran desde Marruecos»
marzo 8, 2024 - by Internacional
Compartir en Redes Sociales

El agricultor valenciano Cristóbal Aguado fue el que dio la voz de alarma de la alerta sanitaria, pero podía haber hecho cualquier organismo o institución española que tenía la misma información. Productor de productos cítricos, arroz y caquis, tiene la costumbre de revisar de forma puntual el portal comunitario RASFF (Rapid Alert System Feed and Food), un sistema oficial de alertas que la Unión Europea ha creado para garantizar una reacción rápida de las autoridades de seguridad alimentaria en caso de riesgos para la salud pública en la cadena alimentaria. Y el pasado lunes, esta plataforma notificó el peligro con la referencia 20241531: «Presencia de Hepatitis A en fresas de Marruecos». Luz roja.

Como es habitual, el sistema no especificó públicamente el lugar, y tampoco la cantidad intervenida pero al parecer serían 1.500 kilogramos que entraron por el puerto de Algeciras el pasado 19 de febrero, aunque no se habrían llegado a poner a la venta, según asegura el importador que las trajo a España para introducirlas en el mercado. Por el momento, el Gobierno (ni el Ministerio de Agricultura y tampoco el de Consumo) no se ha manifestado al respecto.

«Tenemos constancia que se revisa tan solo el 10% de toda la mercancía que llega de ese país, o menos», se lamenta Aguado, veterano líder agrario de la asociación AVA-ASAJA, quien denuncia que en la mayoría de las ocasiones los inspectores encargados «revisan sólo una caja de todo un contenedor y listo», pero no prosiguen la tarea de forma exhaustiva «con el envío completo».

A esta última alerta sanitaria grave se suman en lo que va de año otros avisos de hasta 47 de importaciones de Marruecos, incluida también otra con las fresas de por medio. Ocurrió, como recuerda COAG, el pasado 14 de febrero cuando se descubrió la presencia de Norovirus GII -grupo de virus nocivo- en esta fruta. COAG Andalucía ha destacado que la entrada de estos productos contaminados se debe a que «sólo se analizan de manera aleatoria entre 1% y un 5% de los productos agroalimentarios que se importan y, lo que es peor, no se esperan los resultados para liberar la mercancía al mercado». Por todo ello, esta organización pidió ayer la «paralización inmediata» de las importaciones de fresas y otros productos frescos de Marruecos.

El presidente de AVA-ASAJA coincide en el diagnóstico: «No hay control en la llegada de los productos marroquíes, pero tampoco en el país de origen», que es otro de los factores a tener en cuenta. «No hay trasparencia alguna, ni tampoco sobre el terreno se realizan inspecciones por parte de nuestro país, como sí ocurre con los envíos que nosotros realizamos a otros destinos, como por ejemplo a Estados Unidos», lamenta. Los estadounidenses, describe, envían a sus expertos a revisar, «a pie de campo», las cosechas españolas, incluso con la presencia de «expertos sanitarios que son capaces de revisar los productos, por ejemplo, nuestras naranjas, que también se desplazan a los puertos para seguidamente otro control en los puertos, una revisión que prosigue en la puerta de entrada en aquel país». Se trata de un seguimiento sanitario absoluto, pero del que carece España: «Aquí Marruecos tiene carta blanca para hacer lo que quiera con sus productos, y todos callan, no sabemos realmente qué les debemos para que esto sea así», incide.

el mundo

Share this post? Facebook Twitter Linkedin

Informativo Arriba El Campo

Add your Comment