La Asociación Canadiense de Ganaderos ha confirmado que China y Filipinas han suspendido las importaciones de carne de vacuno de su país. De este modo, se unen al veto que ya había inicido Corea del Sur hace unas semanas tras la confirmación en diciembre de un caso atípico de esta enfermedad.

El golpe es muy duro por cuanto China era el tercer destino en el extranjero del vacuno canadiense, con ventas superiores a los 170 millones de dólares. Las estimaciones de los otros dos son de unos 90 millones de dólares anuales (Corea del Sur) y 13 millones (Filipinas).

Las autoridades canadienses han expresado su esperanza de que sea un caso similar a la suspensión que realizó China con la carne brasileña por un caso similar, un veto que fue levantado apenas tres meses más tarde.

AM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.