Las dificultades logísticas ocasionadas por la covid-19 han provocado una reducción del 40% en la importación de carne de cerdo peruana, según la la gerenta para Sudamérica de la Federación de Exportadores de Carnes de los Estados Unidos, Jessica Julca tras anotar que el 3.6% de la carne de cerdo que consumen los peruanos es importada. De ese porcentaje, el 33% es abastecido por Estados Unidos, recoge el diario económico peruano Gestión. Tras EE.UU. los grandes exportadores al mercado peruano son Canadá y Chile.

“En lo que va del año estimamos una importación de 2,300 toneladas de Estados Unidos, todo lo demás es producción nacional calculada en 240,000 toneladas al año, la cual se consume aquí mismo”, sostuvo. Según apuntó, la demanda es incipiente con casi 9 kilos por persona al año, ubicándose por debajo del promedio mundial que es 15 kilos por persona al año.

“Ecuador está con 14 kilos, Chile en 23, Colombia está en 12. Somos un país con muy bajo consumo de carnes rojas y esto impacta en un mayor número de personas con anemia”, refirió.

Julca consideró que las provincias tendrían una representación importante en el consumo de este producto; sin embargo, lamentó que las condiciones logísticas y de infraestructura no sean adecuadas para el traslado y distribución a estas zonas del país. “Para la disponibilidad de la carne necesitamos toda una cadena de frío que permita que el producto llegue en buenas condiciones al destinatario, camiones con refrigeración y carreteras en buen estado. Eso hará posible un producto en buena calidad y con precios accesibles”, enfatizó.

Las preferencias de los peruanos con respecto a la carne de cerdo han cambiado a presentaciones más pequeñas de este tipo de alimento; ello, debido a que algunas familias aún no retoman las reuniones con un gran número de integrantes y a que los consumidores desean opciones más prácticas a la hora de preparar un almuerzo o cena familiar, señaló Jessica Julca.

“Hay demanda de cortes pequeños porque hay hogares de dos o de tres personas y otros en los que todavía las familias evitan reunirse. Para este tipo de casos es más fácil optar por porciones reducidas que a su vez haga posible preparaciones rápidas”, afirmó.

Eurocarne

Artículo anteriorDesde el año 2014 se ha duplicado el número de robots presentes en la industria alimentaria
Artículo siguienteProductores garantizan abasto de frutos de temporada para la época decembrina

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.