Inicio Internacional Diversas organizaciones agrarias y alimentarias se adhieren al Código de Buenas Prácticas...

Diversas organizaciones agrarias y alimentarias se adhieren al Código de Buenas Prácticas Mercantiles

Isabel García Tejerina ha presidido, en la sede del Ministerio, el acto de adhesión de empresas y organizaciones empresariales al Código de Buenas Prácticas Mercantiles en la Contratación Alimentaria, un sistema de autorregulación que establece los compromisos generales a asumir por los operadores en los contratos y los acuerdos comerciales. Por parte del sector cárnico han firmado la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice) junto a otras empresas elaboradoras.

García Tejerina ha destacado el esfuerzo del Ministerio y de las asociaciones representativas de los agricultores, las cooperativas, las industrias y la distribución alimentaria para poner en marcha este Código, al que ya se han adherido 78 entidades, y varias más se encuentran en proceso de incorporación. En particular, la Ministra ha reconocido la decisión de adherirse a un Código voluntario y el trabajo necesario para su puesta en marcha.

El Código de Buenas Prácticas Mercantiles establece una serie de principios básicos en las relaciones comerciales, como son el equilibrio y la justa reciprocidad entre las partes, la libertad de pactos, la buena fe, la equitativa distribución de riesgos y responsabilidades, la cooperación y la transparencia, así como el respeto a la libre competencia y la sostenibilidad de la cadena alimentaria.

Estos principios, ha apuntado la Ministra, “son los pilares necesarios para que la cadena alcance un mayor equilibrio entre los distintos eslabones, y que contribuya a que contemos con un sector fuerte y cada vez más competitivo”.

Además de los compromisos generales, el Código aborda las prácticas en relación a aspectos clave, como la negociación, la gestión, la innovación y la información. Asimismo, incluye compromisos adicionales relacionados con la garantía de la calidad de los productos, la reducción de los desperdicios alimentarios y el refuerzo de la cooperación ante situaciones de crisis de mercado.

En este marco, la Ministra ha precisado que también se establece un sistema de resolución de conflictos, que obliga a las empresas adheridas a diseñar un procedimiento interno para su resolución.

eurocarne