Luego de 30 años de haberse dejado de sembrar sorgo en grande en Ecuador, parece que nace una nueva oportunidad para los productores de ciclo corto a fin de que puedan rotar sus cultivos y tener mayores ingresos, indicó a este medio Arístides Goicochea propietario de la empresa Cultiven.com, que luego de 6 años de trabajar en investigación en Ecuador ha sacado un nuevo hibrido adaptado a las condiciones del país.

Según el técnico, en Ecuador se llegó a sembrar más hectáreas de sorgo de las que en este momento hay de maíz. “El sorgo dejo de ser importante cuando se empezó a hacer trabajo de mejoramiento en maíz en ambientes tropicales, cuando aumento el rendimiento del maíz, hizo desaparecer el sorgo y además no hubo mucha investigación para poder competir con el maíz, hoy en día el mercado ha cambiado, existe mayor necesidad de granos y el maíz en la última década no abaste el mercado” afirmó.

Toda esta problemática, continua el investigador, ha hecho aumentar la investigación en sorgo, se han desarrollado muchos híbridos posiblemente no con los mismos rendimientos que el maíz, pero si con resistencia a estrés hídrico o falta de agua y resistencia a enfermedades, destacó.

“Hoy en día, ya en el mundo empezó a crecer el mercado del sorgo y en Ecuador hemos visto lo mismo, llevamos 6 años de investigación en el país y ya tenemos nuestro primer hibrido que se está sembrando” anotó.

Cuenta que cuando él empezó la investigación en el país, pudo observar que la industria de alimentos solo usaba maíz, no sabían cómo formular sorgo en sus alimentos, y que muchos ni lo conocían, había desaparecido del radar, cuando empezarnos, a buscar productores para que iniciaran los ensayos muchos estaban temerosos, pero en la Península aparecieron dos pioneros que decidieron arriesgarse con 50 hectáreas. Luego, relata, lo difícil fue buscar compradores porque no sabían usarlo, hasta que encontramos una avícola que decidió apostarle al sorgo y pudimos venderlo en 10 dólares lo que fue muy atractivo y rentable para la pollera y hoy tres años después ya están los compradores esperando el grano, ya que el precio del sorgo es cercano al del maíz, pero se invierte menos y va a tener iguales utilidades a las del maíz, explicó.

Al preguntársele si el sorgo podría sustituir a la soya, fue enfático en afirma que estos tres cultivos, soya, maíz, y sorgo, son buenos cultivos de rotación, porque no comparten las mismas plagas, y las que pueden atacar a uno en otro no tienen mucha incidencia.

“Lo que ha pasado con la soya en Ecuador es que se ha sembrado en la época y lugar equivocado por eso es atacado por mosca blanca, y el agricultor no está enfocando la zona de siembra, ni dando un manejo adecuado. La soya está ocupando la fecha de siembra del sorgo por lo cual los agricultores deberían cambiar las fechas, es solo planificación de fechas de siembra” dijo.

En cuanto al costo de producción del sorgo, el especialista argumento que su costo no es tan alto, “Si uno productor es propietario de la maquinaria el costo de producción puede estar en 550 a 650 todo el manejo, si no soy propietario y tengo que alquilar, porque el sorgo necesita mecanización, puedo alcanzar costos hasta de 750 dólares, los rendimientos pueden estar entre 100 y 150 quintales dependiendo del agua y calidad de suelos” añadió.

Finalmente recordó que el sorgo es un cultivo que se puede adaptar en varias partes del país, con temperaturas mayores a 16 grados, con un ciclo de producción de 115 a 120 días, y que el agricultor que este decidido a un cambio debería asesorarse de un buen técnico para asegurar su inversión.

Fuente: El Productor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.