Desesperación entre productores por la falta de agua para el ganado e incertidumbre en cuanto a establecer cultivos, una situación severa, dicen, nunca antes vista

Desesperación entre productores por la falta de agua para el ganado e incertidumbre en cuanto a establecer cultivos, una situación severa, dicen, nunca antes vista
mayo 30, 2024 - by Estatal
Compartir en Redes Sociales

Temosachi, Chih. Algunos productores que hemos entrevistado últimamente para saber cómo vienen los próximos días en cuanto a la humedad en las tierras de cultivo y la ganadería nos han expresado su preocupación por la seca que se vive en estos momentos.

Y es que las ciénegas ya se estan abatiendo, y esto en los pocos ranchos que cuentan con este tipo de humedales de los cuales brota agua de manera permanente lo que permite que siempre haya vegetación para los animales, se estan secando, por ende ya no hay comida ni agua para el mantenimiento del ganado.

Alfonso Mendoza, uno de nuestros entrevistados, así como Tomás Pérez se encuentran desalentados ya que sin agua ni la agricultura, ni la ganadería pueden seguir, solo les queda la esperanza de que en los próximos días llueva, lo cual puede suceder a partir del 20 de junio de adelante que se cuando generalmente sucede esto.

“Pues ahorita la cosa está muy difícil porque el agua cada vez es menos en los ríos, arroyos y las ciénagas, y la poca que hay no la podemos utilizar en regar con bomba porque como es de acequias que pasan por diversos predios, los dueños de otros predios que también la requieren aunque sea para lo básico, luego, luego brincan, está muy caraja la cosa” expresa Alfonso.

Por otra parte Tomás nos comparte que él no cuenta con agua por lo que todos los días tiene que llevarles a sus animales lo que es costoso, y de sembrar ni quiere hablar ya que de no presentarse lluvia en los días que vienen se será imposible sembrar.

“No crea, la cosa está muy difícil no se sabe que va a pasar, ha habido pronósticos de lluvia pero no ha caído nada, el año pasado sembramos la avena y apenas nació pero se marchitó porque ya no llovió, yo a las vacas les tengo que llevar comida y agua todos los días, Dios quiera y nos llueva pronto”, comparte.

La esperanza entre los productores primarios no muere, siempre está ahí a la expectativa de que en el momento menos esperado caiga agua del cielo, por lo pronto ven cómo el cambio climático ha hecho ya estragos fuertes en todo lo relacionado a la producción agropecuaria, no solo de este sector del estado, en general la entidad está sufriendo de una seca nunca antes vista.

José de Jesús Nava Macías

Share this post? Facebook Twitter Linkedin

Informativo Arriba El Campo

Add your Comment