Inicio Internacional Desde el comienzo de la emergencia sanitaria por la COVID-19 en Perú...

Desde el comienzo de la emergencia sanitaria por la COVID-19 en Perú las ventas del sector avicola se han reducido en un 25%

Según declaraciones del presidente de la Asociación Peruana de Avicultura (APA), Julio Favre Arnillas, la venta de pollos en el país se ha reducido en un 25% durante el periodo de la pandemia por la COVID-19 ya que las ventas diarias de pollo se han reducido a 1,61 millones de animales. El peso medio de los pollos comercializados creció hasta los 2,87 kg. El precio medio también se ha reducido ya que ha bajado en 1,83 soles/kg, un 39% respecto al inicio de la pandemia.

Los ingresos también se han reducido en aproximadamente un 51% y durante el periodo de la pandemia se han cifrado en 1.151 millones de soles.

“El panorama actual con la pandemia ha generado que el stock de pollos en granja se incremente cada día en cerca de 555 mil unidades de pollos, eso quiere decir que los pollos se han ido acumulando en las granjas, las aves consumen más alimentos, se ha incrementado las mortalidades. La caída del precio en las granjas trae como consecuencia la falta de dinero para los gastos y la crianza de los nuevos lotes, no ingreso de nuevos lotes. Hay que recordar que el pollo es un producto perecible el cual no se puede guardar. Todo esto hace que se rompa todo el programa de crianza y se afecta la liquidez y la cadena de pagos”, comentó en declaraciones recogidas por Agraria.pe.

La situación se ha visto agravada por factores como las restricciones en los movimientos de las personas, la caída del poder adquisitivo, el cierre de la hostelería así como el retraso por parte de la distribución en transmitir al consumidor la caída en el precio de los productos.

Para solventar esta situación, el presidente de la APA, solicitó la promulgación de medidas tributarias excepcionales y temporales. “Es necesario implementar el Plan Nacional de Avicultura para la Seguridad Alimentaria, dentro de esto están los sistemas sanitarios de clase mundial, inocuidad de alimentos, información en línea, generación de capacidades, y alianzas público-privadas. Debemos seguir trabajando con el Gobierno para asegurar el abastecimiento de los mercados y la salud de nuestra población”, finalizó.

eurocarne