Inicio Finanzas Desconocimiento del vino mexicano mayor problema para su exportación

Desconocimiento del vino mexicano mayor problema para su exportación

Francia. La falta de conocimiento, no de calidad, del vino mexicano, es el mayor problema que enfrenta para su exportación a nivel mundial estimaron aquí fuentes del sector en el marco de la feria mundial del vino Vinexpo de Burdeos.

“La falta de conocimiento es el mayor problema para la exportación del vino mexicano” declaró a Notimex, el gerente de exportaciones de la bodega vinícola mexicana L.A. Cetto, Alan Carrillo.

El gerente de ventas internacionales de la firma de Baja California, la única de México participante en la edición de este año en la mayor feria mundial del vino y las bebidas espirituosas, estimó que México sigue siendo percibido como un gran productor de tequila, mezcal y cerveza, pero todavía no de vino.

“A veces nos miran con un poco de recelo. Muchas personas después de probarlo nos dicen que está bueno nuestro vino, que pensaban que México hacía vinos malos. Tenemos que salir de eso” subrayó Alan Carrillo.

Según el gerente de exportaciones de L.A. Cetto, la marca mexicana que más años ha participado en Vinexpo, desde hace 26 años, México necesita hacer una campaña internacional para dar a conocer su vino.

“Sí, nos queda una tarea titánica. Necesitamos apoyo gubernamental. Mucha gente todavía no nos ubica como un gran productor de vino. Lo malo es que mucha gente se queda enclaustrada con la idea de destilados y las cervezas” reiteró el gerente de exportaciones de L.A. Cetto, que exporta un 10 por ciento de su producción.

“Tenemos ganas de expandirnos. Mucho del estar aquí es dar a conocer la marca, que sepan que México hace buen vino. Muchas veces llegan a México y lo tratan de tequilero, mezcalero y a lo mejor hasta cervecero pero no salimos de eso” insistió Alan Carrillo.

“Esta es una oportunidad. Mucha gente dice que no sabía que había vino mexicano o que había escuchado del vino mexicano pero no lo había visto en ningún lugar. Llegan muy curiosos y la gran mayoría se llevan una grata sorpresa” subrayó.

El ejecutivo explicó que la estrategia de su bodega en Vinexpo “es darnos a conocer, que sepan que hay muy buen vino mexicano que no es costoso. Más que nada es presencia. Tratamos de estar en las ferias más importantes como esta”.

La firma presenta una docena de variedades en un stand ubicado en el pabellón uno de la gigantesca feria en la que se instalaron dos mil 300 stands de 40 países y a la que asistieron durante esta semana más de 45 mil profesionales de 150 territorios de todo el mundo.

Según Carrillo, frente a los vinos más conocidos de Europa o de otros países, el vino mexicano aporta “la novedad” a la exhibición, que se celebra cada dos años en Burdeos, suroeste.

“Yo creo que nuestro diferencial hoy en día es la innovación. Tú puedes ir a Francia y tienen excelentes vinos pero mucha gente ya conoce los vinos franceses, los españoles, los italianos. Ah pero no conozco los vinos mexicanos, démoles una oportunidad” apuntó.

L.A. Cetto es la única marca vitivinícola mexicana en participar en la feria y la más veterana de las aztecas en asistir a Vinexpo, que en esta edición no cuenta con un pabellón nacional de México como sucedió en 2015.

“Yo creo que todavía nos queda un grandísimo trabajo por hacer. Estamos echándole toda la carne al asador. Vamos lo más rápido que podemos. Nos gustaría que más bodegas mexicanas participaran porque no lo vemos como una competencia sino más bien como un impulso” estimó.

Casi todas las empresas mexicanas participantes en Vinexpo son productoras de tequila y mezcal, las dos bebidas de México más conocidas en el mundo.

fuente: NTX