Para 2024 se prevé que la producción de maíz no sea suficiente para alcanzar la autosuficiencia en el país. Se estima que de las importaciones actuales, que son de entre 16 y 17 millones de toneladas al año, se puedan sustituir por producción nacional entre ocho y 10 millones, sostuvo Santiago Argüello, director general de Fomento a la Agricultura de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

Ante ello seguiría una dependencia al exterior de unas 6 millones de toneladas. Actualmente el consumo nacional de maíz es de 44 millones de toneladas al año, de las cuales este 2021 se prevé producir 28.8 millones, según las expectativas de producción de la Sader, el resto se importará.

Argüello explicó que durante los últimos dos años y en los primeros meses de 2021 se ha presentado un fuerte estrés hídrico en muchas regiones. Donde hay estados importantes de esta producción, como el caso de Sinaloa, la parte occidente de Jalisco y el Bajío, en esos dos años hubo una reducción de la superficie sembrada.

Detalló que de 2018 a 2019 la caída del área de siembra fue de 2.8 por ciento, pero la producción creció 2.2 por ciento. En 2020 se hicieron esfuerzos de reconversión, sobre todo transferencia de tecnología en el sur sureste, que será la constante en los ciclos productivos de los siguientes tres años, indicó.

Apuntó que este año la expectativa de producción del grano básico es de 28.8 millones de toneladas, lo que sería un aumento de 5.1 por ciento respecto a 2020, cuando fue ligeramente superior a 2019. En el país se siembran alrededor 7.5 millones de hectáreas, pero 80 por ciento de la producción se concentra en 11 entidades. En primer lugar está Sinaloa, seguida de Jalisco, Michoacán, Guanajuato, México, Chihuahua, Guerrero, Veracruz, Chiapas, Puebla y Tamaulipas.

Explicó que en 2019 las importaciones fueron de 17 millones de toneladas, en 2020 bajó uno por ciento, el mandato es mitigarlas para 2024. Explicó que entre 2019 y 2020 se logró un alza en la producción por un millón de toneladas, por lo que este año se prevén 2 millones más y para 2024, ocho a 10 millones adicionales.

Se busca hacer una planeación en el sureste y hay regiones, por ejemplo de Jalisco, que tienen rendimientos de 2.38 toneladas por hectárea, donde se puede elevar a 5.5, serían tres toneladas más, con el cambio de paquete tecnológico, como el uso de semillas híbridas.

fuente: La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.