Inicio Finanzas Desaparición del fondo de la Financiera Rural tumbará a la FND: Isabel...

Desaparición del fondo de la Financiera Rural tumbará a la FND: Isabel Cruz Hernández

De los 109 fondos que desaparecerían por orden del legislativo, para que sus recursos sean administrados directamente por la Secretaría de Hacienda, el de la Financiera Rural es el segundo de mayor monto en la lista, con recursos del orden de los 12,563 millones de pesos y en caso de su extinción, sería prácticamente el tiro de gracia para la institución que lo administra, que es la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario Rural Forestal y Pesquero (FND).

Estos 12,563 millones de pesos representan 40% del patrimonio total de la FND, que a junio pasado era de 31,937 millones de pesos, por lo que, en caso de la extinción de dicho fondo, se limitaría su capacidad de financiamiento al campo y se reduciría, aún más, el acceso al crédito para el sector primario de la economía

“La FND trae una pérdida acumulada de más de 3,000 millones de pesos y una morosidad, que a diciembre podría llegar a 30%, y si todavía le quitan parte de su patrimonio, ya la estarían terminando de matar. No hay forma de que resista, menos cuando solo se dedica a colocar, pues sólo opera con su patrimonio”, declaró Isabel Cruz Hernández, directora general de la Asociación Mexicana de Uniones de Crédito del Sector Social (Amucss).

En entrevista, Cruz Hernández recordó que el fondo de la Financiera Rural contiene los activos del extinto Banrural, el cual desapareció para dar paso, en el 2002, al nacimiento de la FND, con el fin de impulsar el crédito al campo; sin embargo, ni esta institución, ni los Fideicomisos Instituciones en Relación con la Agricultura (FIRA), han logrado la penetración deseada.

“El sector institucional de financiamiento público (para el campo), compuesto por FIRA y FND, no ha logrado penetrar a más de 10% de los productores agrícolas del país”, indicó Cruz Hernández, quien resaltó que a desde los años 90, se dejó de tener un enfoque público de financiamiento a la agricultura nacional.

La directora de Amucss explicó que, durante los años de vida de la FND, el gobierno federal le ha inyectado alrededor de 20,000 millones de pesos, que se suman a los recursos del fondo de la Financiera Rural para formar el patrimonio de la misma y el cual ha servido de forma limitada a tener acceso al financiamiento para el campo.

“El problema no es de tasa, sino de acceso, hoy la FND no tiene infraestructura”, apuntó Cruz Hernández e indicó que la situación financiera de esta institución ha hecho que no otorgue nuevos créditos hasta el próximo año, situación que se agravaría con la desaparición del fondo de la Financiera Rural.

El gobierno federal busca que la FND, que actualmente es organismo de fomento, pase a ser el nuevo banco de desarrollo, que se llamaría Finagro, lo que, para Cruz Hernández, con su patrimonio disminuido no le alcanzaría ni para ser un banco de nicho de apoyo al campo, sector “fundamental para la recuperación económica”.

fuente: El Economista