Inicio Finanzas Demandan programa de subsidios para el campo

Demandan programa de subsidios para el campo

Considerando que los productores de frijol ya están resintiendo los efectos que han provocado los incrementos de los precios de los principales insumos que se utilizan para la siembra de los diferentes cultivos, el Gobierno, a través de sus tres órdenes, tendrá que implementar un programa especial de subsidios, de tal manera que con ello se amortigüe el impacto de dichas alzas.

De esta forma lo señaló el dirigente estatal de la Organización Agraria Popular (OAP), Sergio Silva Labrador, tras precisar que el referido programa no sólo deberá estar dirigido para amortiguar al aumento que sufrió el diésel en su precio, sino también otros insumos esenciales para el campesino como son la semilla, los fertilizantes y herbicidas, entre otros.

“Porque todos esos productos subieron muchísimo, sus precios están por los cielos, desgraciadamente, lo que ha afectado de manera evidente a los campesinos del sector social, que son siempre los más afectados cuando se anuncian incrementos de los precios de esos insumos que de cualquier manera tienen que comprar para sembrar las pocas hectáreas que tienen”, expuso el entrevistado.

Aunado a esta problemática, subrayó Silva Labrador, es necesario que las autoridades del sector agropecuario planeen un programa de comercialización de frijol más acorde con las necesidades reales del mercado. “Yo creo que, ya en ese proceso, la carga va a hacer andar al burro, o sea, la necesidad y la demanda va a buscar el mismo mercado. Lo más importante sería un impulso a la producción en base a los subsidios para que los campesinos puedan producir”, complementó.

Ejemplificó que el año 2015 se produjeron menos de mil 500 toneladas de frijol, de todas las variedades, en los diferentes estados que se dedican a esta actividad, cuando el consumo nacional demanda una cosecha de 750 mil toneladas, por lo que la diferencia de estas dos cantidades se tiene que importar de varios países.

Por ello, insistió, se debe impulsar un programa de subsidios a la producción, más que a la comercialización. En este contexto, recordó que recientemente se compró frijol no sólo de Estados Unidos, sino también, al parecer, de Colombia y Chile, lo que implica que el costo del grano se dispare significativamente en el mercado interno.

Aumentos dispararán costos de alimentos

Según Roberto Delgado Gallegos, especialista en el sector agropecuario, el primer efecto del aumento en el precio de los combustibles será en los alimentos, porque se transportan diariamente desde diversos estados y se requiere gasolina. Muchos analistas estiman que los incrementos en los precios podrían variar de un cinco a un 20 por ciento, remarcó.

El tipo de cambio, subrayó, generaría un efecto adicional al alza, si la moneda mexicana sigue perdiendo terreno contra el dólar. En caso de que se siga depreciando el peso, la gasolina también se va a incrementar debido a que importamos la mayor parte de este combustible de Estados Unidos, consideró.

Ante este panorama, puntualizó el experto, es necesario actuar con mayor eficiencia, en la aplicación de los recursos al campo, y orientarlos hacia una mejor tecnología, para aumentar los niveles de productividad, rentabilidad y competitividad.

 fuente: EL Siglo de Durango