Esta cifra se añade al daño económico y social que se generó en el país por la recesión de la economía el año pasado, cuya magnitud fue de 8.2% anual.

El dato del costo ambiental a PIB fue también el más alto de los últimos cuatro años, en la cual este coeficiente siempre ha sido superior a la tasa del PIB cuando ésta ha sido positiva.

Por su parte, los costos por degradación y agotamiento ambiental fueron 10 veces el gasto en protección ambiental que se ejerció desde el sector público, que equivalió a 101 mil 299 millones de pesos o 0.46% del PIB en 2020, siendo éste el menor coeficiente de gasto desde que el Inegi inició su medición, es decir, 2003.

Destaca que, durante 2020, año en que se suspendieron muchas actividades productivas con el fin de evitar la propagación del virus de covid-19, rubros como el agotamiento de aguas subterráneas, degradación del suelo y degradación por residuos sólidos urbanos alcanzaron su coeficiente más alto desde que hay registros.

PROTECCIÓN AMBIENTAL
El Inegi reportó que los gastos en protección ambiental del sector público se distribuyeron de la siguiente forma el año pasado: protección del aire ambiente y clima 38.6%; gestión de aguas residuales 17.1%; gestión de los residuos 14.6%; gestión pública y educación 10.0%; investigación y desarrollo 9.7%; otras actividades de protección ambiental 4.3%; protección de la biodiversidad 4.0%; y agua y suelo 1.7 por ciento.

PRODUCTO AJUSTADO AMBIENTALMENTE 

Las Cuentas Económicas y Ecológicas permiten calcular el Producto Interno Neto Ecológico (PINE), que se obtiene a partir del Producto Interno Bruto cuando se le resta el consumo de capital fijo (depreciación) y los costos por agotamiento y degradación ambiental.

Así, el Inegi calculó que el PINE totalizó 17.68 billones de pesos durante el año de la pandemia, lo que representó 75.71% del PIB. Se trató a su vez del coeficiente más bajo desde que el Inegi tiene registros, es decir 2003.

Destaca que el consumo de capital fijo o depreciación representó el año pasado 19.72% del PIB, la mayor magnitud desde la serie histórica con la que cuenta el Inegi.

LA IMPORTANCIA

Las Cuentas Económicas y Ecológicas del Inegi permiten medir el impacto que tienen en la economía tanto el agotamiento de los recursos naturales como la degradación del medio ambiente ocasionados por la producción, distribución y consumo de bienes y servicios. Adicionalmente, proporcionan información para cuantificar, en unidades monetarias, los esfuerzos realizados para la protección del medio ambiente.

Dineroenimagen.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.