El sector de la carne roja de Nueva Zelanda sigue obteniendo buenos resultados de exportación a pesar de la considerable escasez de mano de obra y la interrupción de la cadena de suministro mundial, aseguran desde MIA (por sus siglas en inglés), la Asociación de la Industria Cárnica de Nueva Zelanda. 

Así se desprende del último análisis de este colectivo, que muestra que el sector está superando importantes dificultades, con unas exportaciones que alcanzaron los 940 millones de dólares (853,5 millones de euros) durante el mes de enero, lo que supone un aumento del 27% en valor respecto a enero de 2021. Además, el incremento se dio en casi todos los mercados principales: las exportaciones a China subieron un 25% hasta los 361,3 millones de euros, Estados Unidos un 32% hasta los 177,1 millones, Reino Unido un 9% hasta los 37,2 millones y Japón un 76% hasta los 36,3 millones de euros.

“Enero ha sido otro mes muy positivo para las exportaciones, lo que refleja los esfuerzos de todo el sector por superar los numerosos retos de la transformación y la exportación“, declaró la directora ejecutiva de la MIA, Sirma Karapeeva, añadiendo que “la industria es un contribuyente fundamental para nuestra economía y su excepcional esfuerzo está permitiendo que el sector siga funcionando bien para todos los neozelandeses”.

Dificultades
A pesar de estos buenos números, desde MIA insisten en que “las presiones continúan. Actualmente no se ve el final de los retrasos en los envíos y el brote de COVID-19 está exacerbando la escasez de personal existente, limitando aún más el número de ganado que las plantas pueden procesar y afectando a algunas de las ofertas de productos de valor añadido de la industria”.

Las exportaciones de carne de vacuno destacaron en enero, con un aumento del 7% en volumen, hasta las 42.291 toneladas, y del 51% en valor, hasta los 401.5 millones de euros. Los tres principales mercados de la carne de vacuno fueron China (169 millones de euros), Estados Unidos (117,1 millones) y Japón (21,8 millones).

Refrigerados vs. congelados
Desde MIA, se detalló además que los datos de enero revelaron una importante caída en el volumen de las exportaciones de productos refrigerados en términos interanuales. “Esto indica que las interrupciones de la cadena de suministro siguen teniendo un impacto en las exportaciones de productos refrigerados, ya que las empresas envían más productos congelados debido a los riesgos de la interrupción de la cadena de suministro”, aseguraba Karapeeva.

El total de 3.061 toneladas de exportaciones de productos refrigerados fue un 41% inferior al del pasado mes de enero, y se produjo un descenso de las exportaciones de productos refrigerados al Reino Unido y a todos los principales mercados europeos. Así, las 452 toneladas de carne de ovino refrigerada exportadas al Reino Unido fueron el nivel más bajo durante el mes de enero en más de 20 años. Sólo representó el 17% de las exportaciones de carne de ovino al Reino Unido en volumen, frente al 40-50% habitual en enero.

Eurocarne

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.