SOJA

Septiembre US$ 11,95 / Noviembre US$ 12,41

Los precios de la soja terminaron la rueda de Chicago con importantes bajas, como el aceite y la harina, en una jornada en la que los fondos de inversión liquidaron contratos por cuatro factores principales: la inesperada mejora relevada ayer por el USDA del estado bueno/excelente de la soja, del 58 al 60%, cuando el mercado anticipaba una nueva caída hasta el 57%; los márgenes negativos de la molienda china, que amenaza con ralentizar las compras en Estados Unidos; las elevadas existencias de aceite de soja, en tiempos turbulentos para los biocombustibles en Estados Unidos, y la incertidumbre que generan entre los inversores los rebrotes de Covid por la aparición de la variante Delta, que podría poner en entredicho el despegue de las economías globales si se llega al punto de tener que volver a los confinamientos para controlar los contagios.

Con la actualización de los pronósticos para los próximos días llegaron más noticias con influencia bajista, dado que ahora la expectativa es a ver lluvias entre normales a levemente superiores a los registros usuales sobre la porción centro-este de Iowa, zonas de Minnesota y el este del cinturón sojero-maicero.

Vale destacar que la actual proporción de plantas en estado bueno/excelente sigue lejos del 73% vigente un año atrás. Además, los pronósticos deberá dar muestras de su valía sobre los campos que hoy evidencian déficit de humedad en el oeste y el norte del Medio Oeste y sobre el este del centro-norte de las Grandes Planicies.

Como señalamos en el FLASH DE MEDIA RUEDA, la dimensión de las ventas de los fondos se pareció bastante a una sobreactuación propia del volátil mercado climático estadounidense.

Según los cálculos del estimador Michael Cordonnier, el rinde promedio de la soja estadounidense alcanzaría los 33,63 quintales por hectárea, por debajo de los 34,16 quintales previstos por el USDA.

Cotización del cierre del Mercado de Chicago- GRANOS image

MAÍZ

Septiembre US$ 3,25 / Diciembre US$ 2,96

El maíz cerró con precios en baja, arrastrado por la toma de ganancias de los fondos de inversión, que liquidaron contratos luego de las subas registradas ayer por el cereal. Los argumentos bajistas compartidos con la soja son la ausencia de novedades desde el lado de la demanda china y el temor que los nuevos brotes de Covid genera entre los inversores por el impacto que medidas de aislamiento podrían generar sobre las aún endebles economías globales.

Como argumento negativo propio persiste el incierto destino de las abundantes existencias de etanol, cuando desde el Congreso estadounidense legisladores de Estados petroleros plantean la posibilidad de eliminar ese biocombustible del mandato de corte obligatorio.

El principal argumento que limitó las pérdidas fue la nueva desmejora del estado bueno/excelente del maíz relevado ayer por el USDA, del 64 al 62%, que amplió la brecha respecto del 72% vigente un año atrás. De igual modo, más allá de los nuevos pronósticos que auguran más humedad para las zonas productoras, todavía persistente el déficit hídrico en zonas de Iowa, de Minnesota, de Nebraska y de las Dakotas, que hará compleja la posibilidad de alcanzar el rinde récord de 112,66 quintales planteado por el USDA. En este sentido, según el estimador Michael Cordonnier, bajo las condiciones actuales el rendimiento promedio del maíz sería de 110,15 quintales por hectárea.

Cotización del cierre del Mercado de Chicago- GRANOS image 1

TRIGO

Chicago Septiembre US$ 1,84 / Diciembre US$ 1,66

Kansas Septiembre US$ 1,47 / Diciembre US$ 1,47

Los precios del trigo terminaron la jornada con altibajos en Chicago y en Kansas, en una rueda que osciló entra la toma de ganancias de los fondos tras las fuertes subas del lunes y el cada vez más ajustado cuadro de oferta mundial de trigo.

Con el muy mal estado del trigo de primavera estadounidense amenazando con obligar al USDA a ajustar nuevamente sus cálculos sobre la producción total estadounidense desde los 47,52 millones de toneladas proyectados en julio, el mercado ahora sigue con mucha preocupación la situación de los cultivos en Canadá que, según el consenso entre los operadores, ya no podrían dar una cosecha de 31,50 millones de toneladas como la estimada por el organismo estadounidense el mes pasado.

A todo esto se agrega el ajuste sobre la cosecha de Rusia hecho ayer por la consultora SovEcon, de 82,30 a 76,40 millones de toneladas, que también da una pauta de lo erradas que podrían resultar las cifras sostenidas por el USDA en julio para la producción y las exportaciones rusas, en 85 y en 40 millones de toneladas. Sin duda, el próximo informe mensual del jueves 12 tendrá al trigo entre los puntos más esperados por los operadores

Vale señalar que no todo es pérdidas. En efecto, en Ucrania se prevé una cosecha récord, que superaría los 30 millones de toneladas, en tanto que se normalizan las tareas de recolección en los países de la Unión Europea que se vieron afectados por las lluvias excesivas.

Fuente: Granar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.