El gobierno de Corea del Sur determinó que irá simultáneamente por tres distintas vías que involucran negociaciones de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con México.

Estas tres opciones comprenden una negociación bilateral, el ingreso de Corea del Sur a la Alianza del Pacífico y la adhesión de ese mismo país al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT).

En respuesta, el gobierno de México ya aprobó el inicio de negociaciones en esas tres alternativas de acuerdos comerciales.

Públicamente, el gobierno mexicano anunció el 2 de marzo pasado el inicio de las negociaciones del ingreso de Corea del Sur a la Alianza del Pacífico para la primera mitad de 2022, y el inicio de negociaciones de un “TLC bilateral”.

La tercera opción se trató el pasado 1 de marzo, entre el ministro de Comercio de Corea del Sur, Yeo Han-koo, y la secretaria de Economía de México, Tatiana Clouthier, en una reunión en la Ciudad de México.

“A la mención del ministro Yeo de la solicitud de membresía en curso de Corea para el Acuerdo Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT), México respondió que apoya la solicitud de Corea al TIPAT y solicitó que se le mantenga informado sobre el proceso de preparación”, refirió el Ministerio de Comercio, Industria y Energía de Corea del Sur como parte del balance de ese encuentro.

En diciembre de 2021, altos funcionarios del gobierno surcoreano anunciaron que, de acuerdo con los requisitos legales de Corea del Sur para celebrar acuerdos económicos, comenzarían a discutir con las partes interesadas nacionales las implicaciones de unirse al TIPAT.

El gobierno del presidente surcoreano, Moon Jae-in, planea solicitar formalmente la membresía antes de que él deje el cargo, en mayo de 2022.De iniciarse efectivamente las vías anteriores, ésta sería la primera vez que México negocie con un país tres acuerdos comerciales al mismo tiempo.

En México, la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y Acero (Canacero) se opone al TLC México-Corea del Sur, argumentando que el gobierno surcoreano subsidia a la industria acerera.

Por su parte, la Industria Nacional de Autopartes (INA) ve pocos incentivos para este tratado comercial, porque gran parte de las 600 empresas de Nivel 1 (las que proveen directamente a las empresas armadoras) que operan en México son las mismas que están ubicadas en Corea del Sur.

En contrapunto, el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) es el principal promotor de un TLC México-Corea del Sur, porque implicaría el desmantelamiento de altos aranceles en las aduanas surcoreanas, como por ejemplo de 40% para la carne de res y 30% para el aguacate.

De acuerdo con Clouthier, México realiza 85% del total de sus importaciones desde Corea del Sur con cero arancel y 4.5% con aranceles de entre 10 y 15 por ciento.

La Alianza del Pacífico está integrada

por México, Colombia, Chile y Perú, mientras que al TIPAT lo conforman Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

El 1 de marzo se trató la tercera vía (adhesión al TIPAT) entre el ministro de Comercio de Corea del Sur, Yeo Han-koo, y la secretaria de Economía de México, Tatiana Clouthier.

El economista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.