CIUDAD DE MÉXICO. El monitoreo periódico de los manglares es indispensable para emprender acciones de prevención y restauración de estos valiosos ecosistemas. La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) presentó hoy en evento virtual la publicación “Manglares de México. Actualización y análisis de los datos 2020” para continuar con la celebración del “Día Internacional de la Conservación del Ecosistema de Manglares”, declarado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO por sus siglas en inglés), conmemorado el 26 de julio de cada año.

Los manglares han sido reconocidos por la UNESCO como un ecosistema único, especial y vulnerable, por los beneficios que proporcionan a los seres humanos a nivel local, regional y global, al proteger las costas contra eventos extremos como huracanes e inundaciones; por su papel clave en la actividad pesquera, y por la regulación de nutrientes y gases de efecto invernadero como el carbono en las zonas de intercambio entre la tierra y los océanos.

Los manglares de México representan el 6% del total mundial y colocan a nuestro país en el cuarto lugar de los países que poseen este ecosistema, tan solo por debajo de Indonesia, Australia y Brasil. La importancia del monitoreo de manglares radica en que al determinar el estado y las tendencias de cambio (deterioro o recuperación) incluida la identificación de las amenazas existentes y la aparición de nuevas permitirá tomar acciones eficaces para su conservación.

Para poder contribuir a su protección y conservación es fundamental conocer la ubicación, superficie y dinámica de cambios. En este sentido la CONABIO, a través del Sistema de Monitoreo de los Manglares de México (SMMM), ha elaborado cartografía especializada para cinco fechas específicas (1970/80, 2005, 2010, 2015 y 2020) generando una ventana de observación de 50 años para algunas partes del país.

Este libro es el 4° publicado por la CONABIO para dar a conocer y difundir al público en general las cifras actualizadas al año 2020 de las superficies de manglar y otras coberturas asociadas en cada uno de los 17 estados costeros. México en 2020 registra 905,086 hectáreas de este importante ecosistema. El lector podrá revisar las principales trayectorias y dinámicas de cambio que han ocurrido a lo largo del tiempo. Se detallan las metodologías y herramientas de análisis utilizadas en la elaboración del mapa. Además, se exponen casos de estudios derivados de la cartografía, como el impacto de los huracanes Willa y Carlotta en la costa del Pacífico en 2018 y 2012 respectivamente, el uso de fotografía con drones e imágenes radar para la caracterización estructural y el análisis de la conectividad con otros humedales.

Con esta nueva publicación se contribuye en la difusión de información a la sociedad sobre este importante ecosistema, así como proporcionar a los investigadores especializados datos relevantes sobre sus sitios de estudio, presentando temas como la conectividad y las respuestas de adaptación de los manglares a eventos como los huracanes. Finalmente, pero no menos importante, la publicación proporción herramientas de consulta rápida con datos confiables a los tomadores de decisiones.

Para la CONABIO es fundamental el libre acceso a la información que genera y promover su uso, por lo que el capítulo final de esta publicación está dedicado a dar un recorrido por todas las plataformas disponibles para la consulta y descarga de los resultados. Se presenta también una herramienta de realidad virtual en desarrollo para un sitio de manglar.

La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) es una Comisión intersecretarial de carácter permanente; su propósito es generar la inteligencia que necesita el país para fundamentar políticas públicas y decisiones de la sociedad sobre Biodiversidad. Para ello se dedica principalmente a conformar y mantener actualizado el Sistema Nacional de Información sobre Biodiversidad (SNIB), apoyar proyectos y estudios sobre el conocimiento y uso de la biodiversidad, brindar asesoría a dependencias gubernamentales y a otros sectores, realizar proyectos especiales, difundir el conocimiento sobre la riqueza biológica, dar seguimiento a convenio internacionales y prestar servicios al público. Fue creada por Acuerdo Presidencial el 16 de marzo de 1992

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.