Inicio Uncategorized Investigadores de la UAZ evalúan efectos de la chía en el metabolismo

Investigadores de la UAZ evalúan efectos de la chía en el metabolismo

Con el objetivo de evaluar efectos de la semilla de la chía (Salvia hispanica) en el metabolismo, un equipo de investigadores de la Unidad Académica de Medicina Humana y Ciencias de la Salud de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAM-UAZ) realizó un experimento con modelos murinos —grupo de ratas— en el que, mediante el consumo de chía, obtuvieron como resultado una disminución de los niveles de lípidos en la sangre: colesterol 41.5 y 15.26 por ciento, lípidos totales 22.38 y 23.24 por ciento, triglicéridos 30.82 por ciento, en galletas y té, respectivamente.

El grupo fue asesorado por el doctor Esmelin Ezequiel González Martínez e integrado por Fabiola Monserrat Martínez Márquez, Irais Alejandra Arteaga Rivera, Leidy Gavaleth Ávila Carrasco, Sergio Rogelio Mendoza Chacón, María Guadalupe Robles y Laura Sosa López, todos miembros de la UAM-UAZ.


Sergio Mendoza Chacón.
En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, la licenciada en medicina general Fabiola Monserrat Martínez Márquez explicó que para llevar a cabo la experimentación, el grupo utilizó 12 ratas: cuatro de ellas fueron alimentadas con 200 gramos de alimento molido, alimento balanceado que incluía harina de soja combinado con 12 gramos de chía; a otras cuatro se les dio 15 gramos de chía en 200 mililitros de agua destilada, y las cuatro sobrantes continuaron con su alimentación regular sin consumo de chía.

“Las ratas fueron alimentadas con la sustancia correspondiente cada tercer día con el fin de analizar su sangre, medir sus niveles de colesterol, glucosa, triglicéridos, lipoproteína de alta densidad —HDL—, lipoproteína de baja densidad —LDL— y lípidos totales, y determinar si había cambios significativos. Para esto graficamos los valores químicos y analizamos las diferencias”, describió.

Luego de 20 días de experimentación, las ratas con alimentación regular presentaron una glucosa promedio de 247.53 mg/dl (miligramos por decilitro); en las ratas que consumieron galleta con chía, el promedio de glucosa fue de 183.67 mg/dl, y las que consumieron chía con té su glucosa fue de 175.42 mg/dl.

“Además de la disminución de la glucosa, también encontramos un decremento en el colesterol en la sangre, con una cantidad de 69.41 (mg/dl) en las ratas que consumieron chía con té; los modelos que consumieron la chía en galleta tuvieron un promedio de 47.93 (mg/dl), y los que mantuvieron su alimentación regular sin chía presentaron 81.90 (mg/dl) de colesterol”.


Fuente: Frank, Joseph, Calleja, Antonio. Patología interna; Medicina, cirugía y farmacia. Vol. 3, Edit. Complutense. Madrid, España. p. 307.
Martínez Márquez comprobó que los lípidos totales más elevados los presentaron los modelos murinos que no consumieron chía, con un promedio de 350.2 mg/dl, seguidos de las ratas que consumieron galleta con chía con 276.4 mg/dl y finalmente las ratas que fueron administradas con té y chía, con 268.9 mg/dl de lípidos totales.

El HDL, conocido como colesterol bueno, transporta los lípidos al hígado para que el exceso sea eliminado, ayudándonos en la prevención de enfermedades cardiovasculares, dislipidemias y aterosclerosis. “Las ratas del grupo sin chía tuvo un promedio de HDL de 80.2 mg/dl, seguido por las ratas que consumieron té con chía con 67.4 mg/dl y los especímenes que fueron administrados con galletas con chía tuvieron un HDL inferior, con 43.5 mg/dl”, refirió.

El LDL transporta los lípidos (colesterol específicamente) del hígado a los tejidos, si están elevados existe mayor riesgo de tener enfermedad cardiovascular y mayor riesgo de infartos. Reveló que el grupo con LDL más elevado es el grupo control con un promedio de 13 mg/dl, seguido por el de té con chía con un promedio de 8.1 mg/dl y el grupo que consumió las galletas con chía obtuvo un promedio de 4.6 mg/dl.

fuente: CONACYT