Inicio Finanzas Combaten la plaga del algodón

Combaten la plaga del algodón

El año pasado, la estrategia para la erradicación del gusano rosado se enfocó en el uso de semilla transgénica del algodón en alrededor del 95 por ciento de la superficie establecida, mientras que el resto de la superficie se controla con feromonas para propiciar la confusión sexual de la palomilla del gusano rosado.

En cuanto a la estrategia para combatir al picudo del algodonero, consistió en la aplicación de insecticida de forma planeada en los predios donde se observan capturas del insecto y sus características, por lo que se procede a la aplicación de agroquímicos vía aérea con el uso de avionetas fumigadoras.

A finales del año pasado, la Sagarpa entregó doce certificados de cumplimiento de Normativa de la NOM-026-SAG/FITO-2014, a igual número de despepites. La NOM establece el control de plagas reglamentadas del algodonero y se indican los requisitos fitosanitarios que deben cumplir las plantas despepitadoras para su operación, mismos que son revisados cada año por personal oficial de la Sagarpa o una Unidad de Verificación.

SE PREVÉ AUMENTO EN EL CULTIVO

En 2016 se sembraron 11 mil 334 hectáreas de algodón en la Región Lagunera, de las cuales 9 mil 411 se localizan en Coahuila y mil 923 en Durango.

Durante el ejercicio fiscal 2016, la Sagarpa a través del Senasica, destinó un presupuesto de 43.7 millones de pesos para la operación del Programa Binacional de Erradicación del Gusano Rosado y Picudo del Algodonero de los cuales 21.9 millones de pesos se invirtieron en la Región Lagunera.

El Programa Binacional se implementó desde 2002 y opera en los estados de Baja California, Chihuahua, Coahuila, Durango, Sonora y Tamaulipas. En el 2017 se redoblarán las acciones para lograr la erradicación de las plagas del algodonero en la zona.

No obstante para este 2017 hay más interés en sembrar algodón por parte de los productores, más del doble, situación que la Sagarpa no considera favorable porque no hay capacidad suficiente para atender más de 25 mil hectáreas que se estiman podrían sembrar.

Adicionalmente la mano de obra está escasa y las bodegas no cuentan con la capacidad suficiente y los despepites no pueden procesar la producción de más de esas 25 mil hectáreas que pudieran establecerse.

El delegado regional de la Secretaría de Agricultura, José Armando García Triana, señaló que los anteriores son los lineamientos y argumentos que se les están ofreciendo a los productores que han demostrado gran interés por establecer como cultivo rector al algodonero en La Laguna.

Sin embargo, mencionó que serán los propios productores quienes tomen la decisión respectiva, porque la dependencia únicamente puede actuar como rectora y orientadora de los cultivos más adecuados, pero son los hombres del campo los que toman la última palabra.

Mucha de la superficie que ahora se dedica a la siembra de forrajes, será mudada hacia el algodonero por el precio que alcanza a nivel internacional y que supera los 64 centavos de dólar por libra.

Otra circunstancia que ha decidido a los campesinos a apostarle al algodonero, estriba en el sentido de que la superficie de forrajes será superada fácilmente e incluso tendrán competencia de otras entidades del país y ello se reflejará en un precio mucho más bajo que lo que alcanzaron en los dos últimos ciclos en que les fue bien.

Muchos de los productores de algodón en La Laguna traen la mano de obra de estados del sur y otras latitudes y ello les eleva el costo además de que tienen necesidad de hacer la recolección mediante máquinas especializadas.

fuente: El Siglo de Torreon