Culiacán, Sinaloa.- Las 11 presas del estado cerraron sus puertas al riego y queda un almacenamiento de apenas del 9.9 por ciento, pero se dejó una extracción mínima para el abasto doméstico, informó Ramón López Flores, director técnico de la Conagua

Advirtió que aquellos módulos o productores que se les descubra haciendo uso del agua destinada al consumo humano se harán sujetos a sanciones, y dependiendo de la gravedad de la situación podrían perder hasta la concesión. 

“Las extracciones que se tienen en las presas son para uso doméstico urbano; el riego ya se cerró en las presas”, recalcó. 

Reiteró que el agua que corre por algunos canales es para que las bombas de las juntas de agua potable de los municipios puedan operar, pero de ninguna manera pueden conectarse a estos para extraer el vital líquido. 

El director técnico de la Conagua Sinaloa indicó que los cultivos de otoño-invierno ya no requieren más riegos, y aquellos que se hayan establecido de primavera-verano son los módulos que los autorizaron deberán apoyar a sus productores con bombeos, porque agua de presa ya no hay. 

fuente: Línea Directa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.