El 24 de septiembre de 2021, el científico del Instituto Nacional de Investigadores Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), Dr. Edgardo Cortez Mondaca, realizó en el auditorio del Campo Experimental Valle del Fuerte un curso-taller de “Capacitación en el empleo de crisopa Chrysoperla comanche para el control biológico del Psìlido Asiático de los Citricos (PAC)” para mostrar a los asistentes los antecedentes de trabajo, y resultados de evaluación de la crisopa comanche realizada durante varias temporadas años atrás.

El curso fue dirigido a personal de las Juntas Locales de Sanidad Vegetal (JLSV) del Valle de Culiacán, Valle del Évora, Guasave, Valle del Fuerte y Valle del Carrizo, también para personal técnico del Comité Estatal de Sanidad Vegetal del Estado de Sinaloa (CESAVESIN), y para el coordinador de la campaña, Ing. Álvaro Ortiz Osuna, sobre “El empleo de crisopa Chrysoperla comanche para el control biológico del Psílido Asiático de los Cítricos (PAC)”.

Posteriormente, se visitó una huerta de limón Persa de alrededor de tres años de edad, en la que se realizó la práctica de liberación de crisopa comanche, con el objetivo de instruir a los asistentes en la técnica de evaluación de la misma. Primero se inspeccionaron con lupa entomológica, 20 brotes tiernos de máximo 10 centímetros de longitud con presencia de inmaduros del PAC, huevo, ninfas chicas y ninfas grandes, para contabilizar y etiquetar cada brote infestado. Después, en 10 árboles, cada uno con un brote infestado con el PAC, debidamente etiquetado, se colocó una tira de cartulina con 30 huevos de crisopa comanche y sustrato de fécula de trigo, en los restantes 10 árboles con brote infestado no se liberó la crisopa, es decir se manejaron estos como tratamiento testigo.

El 28 de septiembre, a cinco días de liberarlas se realizó la inspección de los brotes etiquetados con y sin liberación de crisopa comanche, para conocer el efecto. Para lo anterior se inspeccionaron los 20 brotes etiquetados el viernes anterior, la mitad con liberación del depredador y el resto como tratamiento testigo. Además se observó el porcentaje de eclosión de los huevos de crisopa comanche colocados en las tiras utilizadas. La crisopa mostró una reducción importante del PAC, sin embargo, en el testigo también hubo algo de reducción de la plaga, debido a una lluvia que se registró alrededor de tres horas después de la liberación de crisopa, además las tiras que contenían huevecillos del depredador se lavaron con la misma precipitación.

De acuerdo a los resultados obtenidos, a manera de resumen se indicó que es necesario repetir la evaluación, durante un periodo de tiempo amplio, lo suficiente para que el depredador muestre su impacto sobre las poblaciones del PAC a través del tiempo, se sugirió realizar una evaluación de al menos unos tres meses con liberaciones cada dos semanas, en una o más huertas.

La evaluación en cada huerta podría estar a cargo de diferentes técnicos de la campaña contra las plagas de los cítricos del CESAVESIN, la supervisión podría ser proporcionada por el personal del CEVAF del INIFAP.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.