Inicio Estatal Chihuahua sigue en semáforo rojo por alta propagación de contagios, advierte Corral

Chihuahua sigue en semáforo rojo por alta propagación de contagios, advierte Corral

Chihuahua, Chih.-En la presentación del Plan de Reapertura Estatal, el gobernador Javier Corral destacó que en Chihuahua el semáforo inicia en rojo el primero de junio y llamó al sector empresarial a conformar una alianza estratégica de vigilancia epidemiológica para evitar rebrotes de COVID-19, cuando se retome la actividad económica.

“Necesitamos una alianza estratégica entre las empresas y el Gobierno, para poderle dar un seguimiento eficaz de vigilancia epidemiológica, que es un seguimiento a la persona con contagio y un rastreo a toda su línea de contacto, necesitamos que la notificación sea inmediato al sistema de salud”, expresó en su programa Chihuahua Adelante.

“Me dirijo a los empresarios y a los directivos de la industria maquiladora que nos están viendo. No hay que tenerle miedo a la notificación, va a haber casos de contagio en las empresas, porque el virus va a seguir propagándose. Van a surgir personas que se contagien en una línea de producción y lo detectemos ahí, no le tengan miedo al escándalo”, agregó.

Dijo que esa notificación oportuna evitará cualquier rebrote comunitario en sus propias empresas, lo cual es benéfico para todos.

Informó que a partir del primero de junio se revisará el reinicio de las actividades denominadas nuevas esenciales, que son la construcción, la minería, además de las industrias automotriz y aeronáutica.

El titular del Ejecutivo estatal explicó que el estado de Chihuahua iniciará en rojo el sistema de semáforo de reapertura de actividades económicas, luego de que se han registrado dos semanas al alza en los contagios de COVID-19, lo que todavía implica un riesgo máximo.

Recordó que el 26 y 27 de mayo se tuvieron los dos días de registro de mayores contagios, con 100 y 92 casos respetivamente, lo que indica que los chihuahuenses se relajaron y salieron a la calle.

Antes de detallar el plan de reapertura con revisión de cuatro indicadores y cuatro niveles de riesgo, Javier Corral presentó los protocolos que deberán seguir las empresas en el proceso que será gradual.

Señaló que deberán brindar equipo de protección personal adecuado y en caso de detectar contagios, seguir los protocolos establecidos por la Secretaría de Salud de Gobierno del Estado, además de tener disponibles para sus empleados, clientes y visitantes, instalaciones sanitarias limpias, con agua, jabón y gel antibacterial.

Agregó que también deberán instalar filtros sanitarios de entrada y salida de trabajadores y directivos, con oxímetros y termómetros, así como registrar a todos sus trabajadores en la Plataforma de Salud Digital Chihuahua, para realizar un monitoreo permanente.

El gobernador resaltó que cada empresa deberá tener una Comisión Directiva de Gestión de Contingencia con una Comisión Operativa de Gestión de Contingencia por unidad de negocio, la cual será responsable de la instalación de la Comisión Mixta de Seguridad e Higiene.

“Esta Comisión será la responsable de asegurar el cumplimiento de los protocolos establecidos en las diferentes etapas, así como estos proceso de notificación y seguimiento de los casos de trabajadores sospechosos o confirmados y el rastreo interno de la línea de contagios”, indicó.

También destacó que en el semáforo en rojo, los lineamientos establecen que las personas en vulnerabilidad deberán seguir en aislamiento.

Además, las empresas deberán establecer transporte especial para los empleados en plantas o establecimientos de trabajo y aplicar el protocolo establecido por la Secretaria de Salud Estatal para la realización de pruebas serológicas, basadas en muestra de sangre que detecte anticuerpos, como la IgG-IgM u otra que este avalada por el InDRE.

El gobernador también señaló que las empresas deberán distribuir los horarios de trabajo de tal manera que se pueda conservar la sana distancia y para seleccionar el regreso a actividades de sus empleados en las diferentes etapas, las compañías deberán considerar el grado de vulnerabilidad de sus empleados en base a una clasificación establecida por la Secretaría de Salud Estatal.

Agregó que las empresas deberán prohibir el uso de áreas comunes, excepto el área de comedor, donde deberán conservar la sana distancia y no celebrar reuniones en lugares cerrados de más de 10 personas.

Otro de los lineamientos para el semáforo rojo es que las empresas deberán promover el que la gente pueda laborar desde su casa, así como el uso de videoconferencias y realizar solo viajes esenciales.

El mandatario indicó que el porcentaje de reapertura y cambio de color del semáforo lo definirán las autoridades estatales en acuerdo con el Gobierno de la República y con base en los protocolos del Consejo General de Salubridad.

Explicó que los cuatro colores del semáforo son rojo (riesgo máximo), naranja (riesgo medio), amarillo (riesgo medio) y verde (riesgo bajo) y las variables a medir son ocupación hospitalaria y de terapia intensiva, ocupación hospitalaria de camas exclusivas para pacientes con coronavirus, la tendencia del síndrome COVID-19 en los últimos 14 días y el porcentaje de positividad o nivel de transmisión de la enfermedad.

Advirtió que seguirán los contagios pero lo que se tiene que evitar es que vuelva a un nivel de dispersión comunitaria, ya que el virus se ha quedado para siempre y no se evitará en los siguientes meses o años.

De lo que se trata –señaló– es lograr su control para una atención médica adecuada.

“No es que ya la libramos, que ya le ganamos, le vamos a ganar cuando la ciencia descubra la vacuna y la podamos usar todos los países y todas las comunidades de manera gratuita”, agregó.