Inicio Uncategorized Carne de caballo se comercializa como si fuera de res sin avisar...

Carne de caballo se comercializa como si fuera de res sin avisar a los clientes

Ciudad de México.- La carne de caballo es legal y está regulada en cuanto los procesos sanitarios para el consumo humano en México, tal como se hace con la de cerdo o res, sin embargo, un estudio realizado por Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) reveló que existe un mercado negro que no cumple con estas regulaciones y que engañan a los vendedores y consumidores al hacerla pasar como un producto bovino.

Este trabajo que fue encargado por la Humane Society International, reveló que de una muestra de 433 pruebas de carne cruda y cocida que se comercializó en algunos puntos de venta de los estados de Aguascalientes, Zacatecas, Chihuahua, Ciudad de México, Pachuca y San Vicente Chicoloapan, 40 dieron positivo a la carne de caballo y que supuestamente era de res.

Pero además, “los investigadores analizaron la presencia de clembuterol en 29 de las muestras”, dice el estudio que retoma El Economista, una sustancia tóxica para el consumo humano y que es utilizada como medicamento veterinario en animales de carreras o de tiro.

En este sentido, la conclusión a la que llegaron los investigadores es que esta carne proviene de caballos que son importados de Estados Unidos, sacrificados en algunos rastros del norte del país y sin cumplir con las medidas de inocuidad que marcan las normas de sanidad, es puesta en el mercado sin ningún tipo de aviso sobre su procedencia.

Esto te puede interesar: La carne roja, ¿un indicio hacia la diabetes?

México es líder exportador de carne de caballo a nivel mundial

La carne de caballo es muy apreciada en varios países a nivel mundial y según la Asociación Mexicana de Engordadores de Ganado Bovino (AMEG), México exporta carne de caballo de alta calidad a Rusia, Hong Kong, Egipto, Japón, Vietnam, Kazakhstan, y Bélgica.

Esta carne es procesada en los 11 rastros Tipo Inspección Federal (TIF) que producen carne de equino de alta calidad y cumplen con las normas de sanidad que obligan las normas internacionales, por lo que México se ha convertido en el segundo mayor exportador de este producto a nivel mundial.

De acuerdo a cifras del Sistema de Inspección Veterinario, en 2016 se sacrificaron 128 mil 86 cabezas de equino en rastros TIF de Chihuahua, Coahuila y Zacatecas, de las cuales se exportó dos millones 636 mil 606 kilos de este alimento.

Por lo que Rogelio Pérez Sánchez, director de la AMEG, las autoridades deben “investigar o poner los controles necesarios para informar al consumidor” el tipo de origen de la carne.

Para evitar posibles daños a la salud por el consumo de carne de caballo contaminada, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), recomienda a la población consumir cárnicos que hayan sido elaborados en establecimientos TIF, “pues están debidamente etiquetados y son garantía de que pasaron por un proceso que avala la calidad y sanidad de los alimentos”.

fuente: el Seminario