Inicio Internacional Canal de Panamá proyecta sistema optimizado para uso del agua

Canal de Panamá proyecta sistema optimizado para uso del agua

El canal de Panamá trabaja este lunes en el diseño, construcción y puesta en marcha de un sistema optimizado que asegure la disponibilidad de agua para el consumo humano y las operaciones de la ruta fluvial.

Al respecto, el administrador de esta centenaria obra, Ricaurte Vásquez, afirmó que los bajos niveles de agua obligan a adoptar un plan integral para garantizar de manera sostenible la competitividad del canal a corto, mediano y largo plazo, además de su funcionamiento por los próximos 50 años.

‘Como la mayor inversión del Canal desde la ampliación en 2016, confío en que esta medida salvaguardará el futuro de la vía como uno de los ejes más importantes para el comercio mundial. Para lograr esto, estamos invirtiendo en un sistema innovador para atender la cantidad, la calidad y el control del agua de manera efectiva’, añadió.

Para ello, los interesados en el proyecto deberán presentar, a más tardar el próximo 12 de noviembre, información financiera y técnica, la cual será evaluada por las autoridades de la vía interoceánica para elegir a los mejores precalificados antes de finalizar este año.

En el 2019, la Cuenca Hidrográfica del canal experimentó su quinto año más seco en 70 años, lo cual provocó que los niveles de los lagos cayeran muy por debajo del promedio.

Frente a este escenario se implementaron medidas como el cobro de un cargo por el uso del agua dulce a todos los buques de más de 125 pies de eslora (largo) que cruzan por la ruta fluvial, con un componente fijo de 10 mil dólares por cada tránsito.

El funcionamiento de las esclusas requieren de altos volúmenes de agua con respecto a su tamaño, independientemente de las dimensiones del buque, lo cual contrasta con la disponibilidad de los embalses, de ahí que los tránsitos diarios reservados se redujeron a principios de año.

La medida, entre otras, buscan contar con un fondo para que el canal invierta en adaptarse a un clima cambiante, crear resiliencia en sus operaciones y gestión territorial, además de continuar utilizando de manera eficiente sus recursos.

Por otra parte, las estrategias de ahorro de agua aplicadas este año permitieron mantener un calado estable de 49 pies, el mayor en más de 12 meses, a pesar de la falta de lluvias durante el 2019.

En los últimos años, Panamá experimenta situaciones de disminución de precipitación y fenómenos meteorológicos extremos como resultado de la variación climática.

Prensa Latina