México y Centroamérica no sólo tienen que paliar los estragos de la Covid-19, sino la desigualdad económica que vive la región, aseguró la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

“Que tragedia la Centroamérica, el 10% de la población de mayor ingreso ganó 70 veces más que el 10% de menor ingresos. No sólo es un problema de pobreza, sino de desigualdad (…) No puede ser que unas pocas familias concentren el ingreso y la riqueza en todos estos países”, comentó Alicia Bárcena, titular de la Cepal, en la presentación del Plan de Desarrollo Integral en la Reunión de Embajadores y Cónsules 2022.

Hoy, el Banco Mundial ajustó su estimación de crecimiento para México, en el 2021; la proyección se revisó a la baja. El banco estimó un crecimiento de 5% desde 5.7% proyectado hace tres meses. Asimismo, para el 2022 el organismo internacional prevé que el país crezca 3%, mientras que para 2023, sólo 2.2 por ciento.

Sumado a todo lo anterior, la pobreza de la región “es para llorar a gritos”. En el 2020, en México, 43.9% de la población en México está en situación de pobreza, esto es 55.7 millones de personas, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). La pandemia sumó a más de 3.8 millones de nuevos pobres.

Paralelamente, la Cepal reveló el caso de Honduras, en donde 58.6% de la población está en la pobreza y 26% en la pobreza extrema.

Para la comisión internacional, las remesas han sido un amortiguador para las familias de la región durante esta crisis económica provocada por la pandemia. Estimaciones del Banco Mundial revelan que las remesas a América Latina y el Caribe aumentarán 21.6% en el 2021 en comparación con el 2020.

“Las remesas han sido un alivio, no cabe duda, pero siguen siendo los pobres migrantes financiando a los pobres”, comentó Bárcena.

La semana pasada, el Banco de México (Banxico) reveló que las remesas enviadas por los connacionales que residen en el exterior ascendieron a 42,168 millones de dólares entre enero y octubre. La cantidad ya superó la cifra de 40,605 millones de dólares recibidos en todo el 2020.

Bárcena reconoció que el desafío de la región centroamericana es combatir de raíz los problemas estructurales que causan la migración como lo son la falta de empleo, la crisis económica, la violencia, la inseguridad y el cambio climático.

De acuerdo con datos recolectados por la Cepal, los jóvenes centroamericanos de entre 15 y 24 son los que más están migrando por la falta de empleo o por la crisis económica.

El economista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.