Inicio Internacional Así se han comportado las exportaciones de carne y ganado en pie...

Así se han comportado las exportaciones de carne y ganado en pie en los últimos 3 años

46
0
Compartir
En junio de 2017, Colombia perdió la certificación como país libre de fiebre aftosa con vacunación, y lo recuperó seis meses después, en diciembre de ese año. Los ganaderos creían que la situación se había superado y que el país no tardaría en volver a la normalidad, pero la aparición de otros 2 focos socavó sus ilusiones.
Con el brote del año pasado, 4 mercados cerraron la entrada a nuestros productos cárnicos: Chile, Curazao, Perú y Rusia, este último el mayor comprador de carne colombiana. De otro lado, México, Panamá y Ecuador cancelaron las importaciones de lácteos y material genético.
A pesar de esta grave adversidad, las exportaciones de carne crecieron más de 66 % entre 2016 y 2017, y las ventas de ganado en pie cayeron apenas un 4.6% en el mismo periodo.
Si bien las acciones del Ministerio de Agricultura y el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, permitieron la recuperación del estatus en diciembre del año pasado, el daño ya estaba hecho y los exportadores perdieron numerosas oportunidades de negocio.
Ahora, con un nuevo foco en Boyacá y otro en Cesar, que implicaron la suspensión del estatus efectiva desde mediados de septiembre, los exportadores temen una vez más el cierre de mercados y la caída de sus ingresos.
Ante esta situación, CONtexto ganadero hace un recuento del ritmo de las exportaciones en los últimos 3 años (desde 2016 hasta julio de 2018), para analizar cuál ha sido su comportamiento antes y después del brote de fiebre aftosa ocurrido a mediados de 2017.
Recuento de las exportaciones de ganado y carne en canal
Al finalizar 2016, se enviaron al exterior 87 mil 346 bovinos en pie, así como 9.703 toneladas de carne. Para ganado, los destinos principales fueron Jordania (31 mil 715), Irak (36 mil 841) y Líbano (18 mil 652). Para carne, fueron Curazao (1.180 t), Jordania (2.237 t) y Rusia (4.326 t).
Ese año, las exportaciones de la proteína roja se mantuvieron constantes todos los meses, con algunos envíos más notables a Libia en el primer semestre, mientras que en el segundo se vendió más carne a países como Líbano, Vietnam e Irak en el segundo.
Ese comportamiento se mantuvo e incrementó en el primer semestre de 2017, con ventas de canales a otros destinos como China, Chile y Libia. Entre enero y julio de 2017 se exportaron alrededor de 11 mil toneladas de carne bovina, valoradas en USD 41 millones, casi el triple de lo exportado en 2016.
Rusia concentraba el 29% del valor exportado, mientras que el resto estaba en naciones como Jordania (28%), Líbano (20%), Vietnam (6%), Perú (3%), y el resto eran Irak, Hong Kong, Chile y Libia.
Sin embargo, con la aparición de la fiebre aftosa y la suspensión del estatus sanitario, grandes compradores como Rusia, Curazao y Perú cerraron sus puertas, mientras que otros simplemente dejaron de comprar.
La venta de ganado en pie también iba con buen ritmo: hasta julio del año pasado se vendieron 60 mil 535 bovinos, 7,8% más que en el periodo de 2016, que registró 56 mil 144 cabezas.
Con la pérdida de la acreditación como país libre de fiebre aftosa, las exportaciones de carne entre agosto y diciembre reconfiguraron sus destinos, cobrando importancia Jordania (concentró alrededor del 40 % del valor exportado), Líbano (30 %), seguidos por Hong Kong, Vietnam y Libia.
Gracias a esta reconfiguración, el cierre del mercado de Rusia no incidió de manera dramática en el rubro de exportaciones, que entre agosto y diciembre de 2017 presentó un incremento, antes de Colombia recuperara el estatus a finales de ese año.
Al cierre del año pasado, las ventas al exterior presentaron un crecimiento del 97 % respecto al 2016. Mientras que ese año se exportaron 9.703 toneladas que costaron USD 34 millones, en 2017 alcanzaron las 16 mil 068 t por un valor de USD 67 millones.
Exportaciones en 2018
Esto nos lleva a las exportaciones en 2018. Una vez el estatus se recuperó, se reactivaron las ventas a Rusia y Curazao, con unos niveles que apuntaban a que este año se superarían los resultados de 2017.
Hasta julio, las exportaciones de carne bovina iban en 11 mil 149 t por un valor de USD 45 millones, según las cifras del Dane, un 9,3% más en valor y 4,9% más en volumen que en el mismo periodo del año anterior, cuando fueron 10 mil 632 por USD 41 millones.
En esa medida, los destinos fueron Rusia que participó USD 27 millones (60,1 %), Líbano con USD 7 millones (15,7 %), Jordania con USD 4 millones (8,6 %), y Hong Kong con USD 4 millones (8,1 %).
Con respecto a ganado en pie, se enviaron 40 mil 905 cabezas por un total de USD 36 millones, con destino a Irak (USD 19 millones), Líbano (USD 11 millones) y Jordania (USD 7 millones), un 2,8 % más que en el mismo periodo de 2017, cuando fue de USD 35 millones.
A pesar de la aparición de los 2 focos en Boyacá y Cesar, el ministro de Agricultura Andrés Valencia se comprometió a entablar reuniones diplomáticas para mantener los mercados abiertos y garantizar la inocuidad sanitaria de los ganados y la carne enviados a estos países.
“Entendiendo las complicaciones que puede tener la suspensión del estatus por el foco de fiebre aftosa, la suspensión no significa necesariamente una caída de las exportaciones. Sin embargo, iniciaremos la diplomacia sanitaria y visitaré personalmente las representaciones diplomáticas de Rusia, Egipto, Líbano, Jordania, y Emiratos Árabes, principales destinos de la carne y ganado colombianos, con el ánimo de mantener la estabilidad en los mercados”, afirmó.
contextoganadero.com