Con el objetivo de abaratar los precios, Argentina prohibió la exportación de carne y no solamente consiguió el efecto contrario, sino que además permitió que los demás proveedores como Paraguay, ganen espacio en el mercado internacional, según el BCP.

El economista jefe del Banco Central del Paraguay, Miguel Mora, se refirió a las consecuencias de las medidas tomadas en Argentina, en busca de ventajas económicas con el precio de la carne.

“Ellos prohibieron la exportación de carne buscando abaratar los precios, el efeto fue contrario, los precios están más alto, pero que se hayan retirado del mercado internacional, hizo que la demanda se concentre en los países que exportan”, explicó Mora en comunicación con la 1080 AM.

Si bien China no compra directamente de Paraguay, sino a través de Brasil, el vecino país también importa para satisfacer la demanda de su mercado local.

En el 2020 se registraron varias deflaciones a esta misma altura del año, entre ellas, la de la carne vacuna. Los confinamientos redujeron las demandas de muchos productos, pero conforme comenzó la recuperación económica, los precios comenzaron a subir.

“Lo que estamos viendo son efectos de recuperación en el 5 al 6 % de variación interanual, un 70 % está explicado por los alimentos y los combustibles”, contó el economista jefe.

Fuente: https://www.hoy.com.py

Artículo anteriorEspaña alcanza una producción de 3,83 millones de t en el primer semestre de 2021
Artículo siguienteSenasa admite que los casos de “vaca loca” en Brasil no impactan en el estatus argentino

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.