Buenos Aires. El gobierno argentino suspendió el domingo el registro para nuevas exportaciones de aceite y harina de soya, según un comunicado de la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios.

La medida de Argentina, el principal exportador mundial de aceite y harina de soya, se toma en medio de un fuerte aumento de los precios internacionales debido a la invasión de Rusia a Ucrania. La suspensión rige desde el domingo “hasta nuevo aviso”, señala el comunicado.

La decisión del gobierno podría ser un paso previo al aumento de los aranceles a las exportaciones de esos dos productos desde 31 por ciento que tributan actualmente a 33 por ciento, lo que generaría un ingreso extra de 400 millones de dólares en recaudación fiscal, según el diario Clarín.

Un portavoz del Ministerio de Agricultura no respondió a la consulta de Reuters.

La Cámara de la Industria Aceitera Argentina (CIARA) manifestó su oposición a la medida.

“Es totalmente contrario al interés exportador de la Argentina. Además de ser ilegal, va a afectar el ingreso de divisas y el empleo en el cordón agroindustrial”, sostuvo CIARA en su cuenta de Twitter.

Reuters

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.