Inicio Estatal Aprueba Cámara de Diputados Ley de Ingresos de la Federación para el...

Aprueba Cámara de Diputados Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2018

Con 399 votos a favor, 44 en contra y una abstención, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular los artículos no reservados, el dictamen con proyecto de decreto por el que se expide la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2018, con el que se prevé obtener un total de 5 billones 279 mil 667 millones de pesos (mdp), lo que significa un incremento de 43 mil 291.4 mdp a la propuesta del Ejecutivo.

Al fundamentar el dictamen, la diputada Gina Cruz Blackledge (PAN) manifestó que derivado de la evaluación realizada por la Comisión de Hacienda y Crédito Público, que preside, se determinó realizar cambios a la iniciativa de Ley de Ingresos para el siguiente año enviada por el Ejecutivo.

Precisó que se modificó el precio del barril de petróleo, para pasar de 46 a 48.5 dólares, aplicando la fórmula establecida en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

Asimismo, se ajustó el tipo de cambio promedio de 18.10 a 18.40 pesos por dólar, en línea con la evolución reciente del mercado, y se consideró mayor recaudación por ingresos tributarios y no tributarios, consistente con el desempeño observado en agosto y septiembre, tras la presentación de la iniciativa federal.

Cruz Blackledge refirió que el dictamen autoriza al Ejecutivo federal para contraer un monto de endeudamiento neto interno por 470 mil mdp y un endeudamiento externo neto de 5 mil 500 millones de dólares.

Asimismo, se modificó el monto de endeudamiento de la Ciudad de México, con el fin de que pueda contar con mayores recursos para atender la emergencia causada por el sismo del pasado 19 de septiembre, hasta por la cantidad de 5 mil 500 mdp, diferente al propuesto por el Ejecutivo, que era de 4 mil 500 mdp.

En consecuencia, agregó, la recaudación federal participable se incrementa en 22 mil 800.6 mdp, para alcanzar la cifra de 2 billones 902 mil 721.9 mdp, y cubrir las necesidades de gasto de las entidades federativas.

Recordó que originalmente la iniciativa de Ley de Ingresos contemplaba captar 5 billones 236 mil 375.6 mdp; una estimación de crecimiento económico de 2.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB); un tipo de cambio nominal de 18.10 pesos por dólar, y precio por barril de petróleo en 46 dólares.

Indicó que el dictamen no considera ingresos acumulables para los efectos del ISR, respecto a los apoyos económicos o monetarios recibidos por las personas físicas, destinados a la reconstrucción o reparación de casas-habitación en las zonas afectadas por los sismos, cuando provengan de personas morales o fideicomisos autorizados para recibir donativos deducibles.

“Con esta medida se homologa el tratamiento fiscal de no acumulación de ingresos, que dicha ley prevé para el caso de los apoyos económicos o monetarios a través de programas públicos”, comentó.

Asimismo, el proyecto obliga al Ejecutivo federal a entregar, a más tardar el 30 de junio de 2018, el presupuesto de gastos fiscales a las comisiones de Hacienda y Crédito Público, y de Presupuesto y Cuenta Pública, así como al Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, de la Cámara de Diputados.

Incorpora la obligación para que la SHCP reporte en sus informes trimestrales sobre los ingresos excedentes que, en su caso, se hayan generado con respecto al calendario de ingresos derivado de la Ley de Ingresos de la Federación, presentando la comparación de los ingresos propios de las entidades.

Además, continuó, tendrá que notificar la evolución del precio del petróleo observado, respecto del cubierto mediante la estrategia de coberturas petroleras para el Ejercicio Fiscal 2018.

La diputada Cruz Blackledge indicó que también se establece que la SHCP, a través del SAT, publique estudios sobre la elevación fiscal en México, en los cuales participen para su elaboración instituciones académicas nacionales y extranjeras, centros de investigación, organismos dedicados a la investigación o que sean especialistas en la materia, así como dar a conocer el resultado de dichos análisis a las mismas comisiones de Hacienda y Crédito Público y de Presupuesto y Cuenta Pública.

De igual forma, se ajustó el primer párrafo del artículo décimo transitorio, para establecer que los recursos enterados por las entidades federativas y municipios, derivados de las disponibilidades de recursos federales, aunado al destino que el Ejecutivo federal propuso para el fortalecimiento financiero en las entidades federativas, también puedan destinarse a la atención de desastres naturales, a fin de coadyuvar a los trabajos en las zonas afectadas por los sismos.

El dictamen, refirió, conserva la facultad de la SHCP para autorizar los montos de los productos y aprovechamientos que cobre la Administración Pública Federal centralizada, así como, en su caso, autorizar el destino específico de los mismos.

Igualmente se plantea dar continuidad al uso de medios de identificación electrónica para las solicitudes que realicen las dependencias que sometan a aprobación de la SHCP los montos de aprovechamientos y productos.

Se otorga un estímulo fiscal respecto a la importación de combustibles automotrices que, actualmente, aplica por la adquisición en territorio nacional de diésel o biodiesel y sus mezclas para su consumo final, a efecto de no generar distorsiones en su mercado y establecer un tratamiento simétrico para quienes usan esos combustibles, con independencia de que dichos bienes se adquieran en territorio nacional o se importen.

La diputada Cruz Blackledge manifestó que el documento presentado refleja el esfuerzo y compromiso de alcanzar equilibrio presupuestario y revertir la tendencia de expansión de la deuda pública, pero sin dejar de lado el delicado entorno social que vive el país y las complicadas relaciones internacionales de nuestra economía en el contexto global.

Al iniciar los posicionamientos, el diputado Justo Federico Escobedo Miramontes (PES) sostuvo que en general la Ley de Ingresos es “prudente y suficientemente sólida” para solventar las principales necesidades del país en 2018, ya que las modificaciones se hicieron de forma realista.

Consideró que resulta conservadora y congruente la apreciación del barril de petróleo a 48.5 dólares, toda vez que corresponde al incremento de la producción petrolera que se ha venido dando en México, que si bien ha sido en pequeña escala es sostenida como se demuestra desde el cierre del primer trimestre de 2017.

Por otra parte, el ajuste en la estimación del tipo de cambio de 18.40 pesos por dólar, no excede los parámetros de variación de las divisas en el promedio internacional.

De Nueva Alianza, el legislador Luis Alfredo Valles Mendoza reconoció el esfuerzo del gobierno federal para disminuir la contratación de nueva deuda, la cual descenderá en 9.4 por ciento en términos reales, respecto a lo aprobado en 2017. Se pronunció por la transparencia y rendición de cuentas en la aplicación de recursos públicos.

Destacó los mecanismos y disposiciones para afrontar la reconstrucción de las zonas afectadas por los sismos, de los retos más grandes en los últimos años. Uno de ellos, es que los recursos federales entregados a la Tesorería de la Federación que no se utilizaron puedan destinarse para atender los desastres naturales y se exente a los damnificados del pago del Impuesto sobre la Renta, al recibir apoyos económicos o monetarios a través de los programas o fideicomisos previstos.

La diputada de Movimiento Ciudadano, Mirza Flores Gómez, demandó honestidad, que la transparencia sea una política pública de Estado, para que el gobierno diga cuánto va a recaudar y en qué va a gastar los excedentes, a fin de que no se manejen de forma discrecional con adecuaciones presupuestarias.

“La Auditoría Superior de la Federación no ha podido comprobar el 54 por ciento del dinero excedente, que es de los mexicanos y no de quienes hacen las reglas altamente discrecionales para manejar los recursos”, indicó. Refrendó el compromiso para la reconstrucción después de los sismos y por otorgar liquidez a través de beneficios fiscales a los damnificados.

La diputada Adriana Sarur Torre (PVEM) apuntó que la Ley de Ingresos 2018 mantendrá una baja dependencia del petróleo y el blindaje de las finanzas públicas, para enfrentar los retos del próximo año. “No habrá nuevos impuestos ni se incrementarán los existentes”.

México aspira a un manejo responsable de las finanzas públicas y continuar siendo atractivo para empresarios e inversionistas. Se modificó el proyecto del Ejecutivo para mejorar las expectativas de prosperidad, al incrementar en 43 mil 291 mdp los ingresos. Habrá una contención del gasto que permitirá, por primera vez desde el 2008, tener un superávit financiero, precisó.

Por Morena, el diputado Vidal Llerenas Morales se pronunció en contra del dictamen porque en la Ley de Ingresos “sí viene el gasolinazo, ahí está la recaudación del IEPS de gasolina claramente, y eso no va a bajar”. Además, la actualización del ISR y el incremento de la deuda que no tiene destino y que está mal clasificada.

Resaltó que no hay nada que limite el uso de los excedentes en esta ley y tampoco hay beneficios fiscales a los damnificados del terremoto, “los hay solamente por las donaciones”. Sin embargo, aclaró que apoya el incremento de la deuda del gobierno de la Ciudad de México, pero estimó que tendría que estar acompañada con los proyectos que se van a financiar con ese incremento.

El diputado Jesús Zambrano Grijalva (PRD) anunció su voto a favor del dictamen, ya que su grupo parlamentario hizo propuestas concretas como no considerar ingreso gravable la recepción de donativos. También mantener los subsidios al diésel marino y para uso agropecuario, así como un incremento de mil mdp de techo de endeudamiento de la Ciudad de México.

Enfatizó que en este Paquete Económico el reclamo social es la atención a la emergencia nacional y “sería mezquino” dejar de lado este punto básico. No obstante, precisó que no están satisfechos con lo que contiene en su conjunto por la discrecionalidad y opacidad con la que se maneja el endeudamiento del gobierno federal, “pero hay que priorizar y centrar la atención en lo que hoy la gente requiere”.

Por el PAN, el diputado Armando Alejandro Rivera Castillejos se pronunció a favor del dictamen al considerar que las modificaciones realizadas, además de favorecer el gasto para subsanar los efectos devastadores, generados por los sismos, servirán para modificar las variables macroeconómicas y obtener un mejor pronóstico en el presupuesto de 2018.

Si bien la ley no es suficiente, sí contiene los elementos necesarios para cubrir el gasto mínimo para el ejercicio fiscal siguiente y apoyar a los mexicanos en el país, que sufrieron en el mes de septiembre. También expresó su inconformidad y malestar con el gobierno federal por los resultados negativos que ha generado la tóxica reforma fiscal durante los últimos tres años.

El diputado Yerico Abramo Masso (PRI) expresó su respaldo a la Ley de Ingresos y precisó que se hicieron los ajustes necesarios para enfrentar los desastres naturales que asolaron a las diferentes regiones del país, como ajustar el precio del barril del petróleo, actualizar el tipo de cambio del dólar y agregar diferentes medidas y estímulos fiscales para las personas afectadas.

Precisó que con esta ley se garantiza solidez y consolidación de las finanzas públicas al hacer un uso responsable del endeudamiento, permitiendo que a partir de 2018 la deuda pública no solamente deje de crecer, sino que empiece a disminuir y prueba de ello es que los montos de financiamiento aprobados para el gobierno federal de Pemex y CFE serán los más bajos en esta administración.