Inicio Finanzas Anticipan alzas al pan y tortilla debido a crisis por Covid-19

Anticipan alzas al pan y tortilla debido a crisis por Covid-19

En lo que va de enero de este año los alimentos de la Canasta Básica Alimentaria en tres ciudades del país (CDMX, Guadalajara y Monterrey) han subido un 12% en promedio, presionados por la sequía y el acelerado número de campesinos muertos por el Covid-19, informó el presidente de la Central Campesina Independiente, José Amadeo Hernández Barajas.

La escasez de agua en las presas del país dejará un limitado ciclo agrícola por eso hay un aumento en el precio del trigo panificable y en el maíz por lo que pan y tortilla irán al alza dentro de la Canasta Básica Alimentaria del mexicano, expresó.

Los precios promedio registraron en 2020 su mayor incremento con 8.3% cuando en 2017 fue de 7.1%. En relación a los precios de productos de la canasta básica en 2020, dijo que el arroz fue el que registró un mayor incremento en precio con 43.7%, seguido de frijol con 35.2%, pasta para sopa 19.4%, azúcar 12.2%, aceites y grasas 12.1%, harina de maíz 8.9%, chiles en lata 8.9%; café, tortilla, pan de caja, harina de trigo y refresco, mostraron incrementos en un rango de entre 3.0% a 7.3%. El pan bolillo fue el que menos crecimiento tuvo con 2.5%.

Las frutas que mostraron mayor variación al alza en el año fueron: uva globo y thompson con 13.1% y 9.1%, respectivamente, guayaba 12.7%, fresa 8.9%, manzana 8.1%, durazno 5.2% y naranja 5.0%; en contraparte, hubieron productos que mostraron una importante reducción en precio, entre los que destaca: aguacate 19.8%, mango 16.3%, plátano 7.2%, papaya 6.0%, toronja y limón con 5.2%.

Detalló que del 15 de diciembre del 2020 al 15 de enero del 2021 los precios en CDMX, Tlaxcala, Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Hidalgo y Querétaro aumentaron los precios de papa (15.14%), lentejas (10.31%), frijol (5.12%), huevo (4.8%), atún en lata (4.32%), cigarros (3.47%), entre otros. Tan solo en lo que va de la cuesta de enero se confirman incrementos en los precios de alimentos de la canasta básica de al menos un 12%.

En el marco de su 57 Congreso Agrario Nacional, en el que se analizó el panorama de México para este año y los resultados se prevén negativos en materia productiva, económica y sanitaria pues “la pandemia del Covid-19 ha puesto en peligro al campo” con miles de muertos no contabilizados.

En un encuentro con poca asistencia física debido a los protocolos sanitarios y 28 dirigentes estatales enlazados por plataforma digital, la dirigencia de la CCI adelantó que el agua para riego será 27.1% menor al año pasado y ello limitará la producción en el ciclo agrícola Otoño-Invierno 2020/21; se registra alto precio de maíz en el mercado internacional y podría elevar costos en la agroindustria e incrementar precios en la cadena maíz-tortilla y lo mismo sucede con el trigo panificable por lo que se prevé aumento en el pan.

Ahí también se celebró el 58 aniversario de la CCI, José Amadeo Hernández Bajaras, denunció que las dependencias del Gobierno Federal vinculadas a la atención del medio rural trabajan al 20 o 10 por ciento e incluso a puerta cerrada sin atención al productor, campesino o indígena.

Lo anterior, agregó, se da en momentos en que “desgraciadamente la pandemia llegó al ejido, a la comunidad, al barrio, a la calle. Allá donde nunca creímos que fuera a llegar. Lo peor es que nunca se orientó a la población para prevenir contagios o atender el contagio de manera inmediata”.

La Secretaría de Salud a nivel federal, sostuvo, incumplió con su mandato de creación enfocado a orientar a la población rural para el mejor cuidado de la salud al no establecer normas sanitarias ni protocolos en lenguas originales para enfrentar la pandemia COVID-19 en el campo y sólo “consideraron que una conferencia diaria en televisión sería la respuesta”.

Amadeo Hernández Barajas, Presidente de la CCI advirtió que el COVID-19 se convierte en un peligro para los próximos meses al no poder producir la tierra para satisfacer la Canasta Básica de las personas que viven en el campo así como de las familias que dependen de la producción agrícola ante el crecimiento de contagios y la ausencia de programas productivos por parte del Gobierno Federal.

En materia económica la gente que vive en el campo que siembra su parcela que tiene menos de 5 hectáreas que de ahí vive y sostiene a su familia no tiene el suficiente apoyo hoy del gobierno federal “de esta otra famosa transformación de cuarta que no ha dado resultados”, pues si siembra es por las remesas que envían los migrantes y que tanto orgullo le representa al presidente Andrés Manuel López Obrador.

El dirigente de la CCI detalló que el almacenamiento actual en las 210 presas, ubicadas en estados eminentemente agrícolas, están a sólo 41% de su capacidad, y refleja una caída del 44.2% en comparación con el mismo periodo del año anterior, ya que esta zona del país ha sido la más golpeada por las condiciones de sequía.

fuente: laprensa