(Bloomberg) — En algunas áreas de California el terreno está tan seco que los agricultores ni siquiera se han molestado en sembrar cultivos esta temporada.

Los productores al norte de San Francisco han comenzado a retirarse de los mercados de agricultores locales y los programas de cajas de productos por suscripción.

County Line Harvest, que cultiva más de 12 hectáreas en Petaluma, California, no tiene suficiente agua para sembrar todos los pimientos, lechugas y otros productos que normalmente incluye en sus cajas por suscripción, según un video publicado en su página de Instagram. Las granjas alrededor están diciendo lo mismo, resaltando el impacto de la prolongada sequía.

California cosecha un tercio de las verduras y dos tercios de las frutas y nueces del país. Si el clima seco obstaculiza la potencia de los productos agrícolas, eso podría sumarse a la inflación de los alimentos que ya está comenzando a afectar en la economía estadounidense posterior a la pandemia.

“Debido a la severa sequía, por primera vez en 21 años, no podremos sembrar este verano en Petaluma”, dijo County Line en su publicación.

Drew Lerner, presidente de World Weather Inc. en Kansas, dijo que California “no tuvo temporada de lluvias”, por lo que no verá mucha humedad en los próximos meses.

El patrón climático de La Niña en el Pacífico empujó las tormentas invernales hacia el norte y lejos del estado, dejándolo con menos humedad de lo habitual. Dado que California obtiene la mayor parte del agua de las tormentas invernales, no se espera que la situación mejore antes de octubre.

Eso ha dejado a productores como Shao Shan Farm en un aprieto. La empresa no podrá ofrecer este su selección habitual de vegetales asiáticos y productos básicos del Área de la Bahía que cultiva en su ubicación de Bolinas, según su sitio web.

Cerca de allí, Green Valley Community Farm tiene acceso a solo alrededor de 5% del agua de la que generalmente depende, según su propietario David Plescia. La compañía está en el proceso de buscar nuevas tierras con mejor disponibilidad de agua y también tiene un permiso en trámite para cultivar cannabis para compensar la pérdida de ingresos. Si el permiso no llega, optarán por dejar los campos vacíos.

“Es parte de la cruz de nuestra generación, descubrir cómo administrar negocios agrícolas de pequeña o mediana escala en este tipo de atmósfera” de precipitaciones altamente variables, concluyó Plescia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.