Inicio Finanzas AMLO enfrenta una crisis por su confrontación con los campesinos ante sus...

AMLO enfrenta una crisis por su confrontación con los campesinos ante sus mentiras e incumplimientos: UFIC

El Presidente de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina (UFIC), Isidro Pedraza Chávez, aseguró que a poco más de 2 meses de que Andrés Manuel López Obrador cumpla dos años como Presidente de la República, éste enfrenta una crisis por su confrontación con la población rural del país ante los problemas económicos, sanitarios y alimentarios que padece el campo, todo ello resultado de mentiras e incumplimientos gubernamentales.

Por tal motivo, anunció que las organizaciones campesinas están obligadas a hacer valer su interlocución como representantes de indígenas y campesinos para atender y resolver “lo que un Presidente no quiere hacer: rescatar la productividad agroalimentaria”.

Como parte de la estrategia, informó que organizaciones del Movimiento Campesino #ElCampoEsDeTodos iniciaron pláticas con fuerzas políticas de oposición como es el Partido de la Revolución Democrática y próximamente el Partido Acción Nacional.

 Aunado a lo anterior se han cabildeado encuentros con los 10 gobiernos que anunciaron su salida de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y conformaron la Alianza Federalista.

 Luego de tomar protesta al Comité Ejecutivo Estatal Coahuila y Comarca Lagunera de la UFIC,  integrado por Miguel Martínez Valenzuela, Juan Gabriel de Santiago, Agustín Aguirre Aguirre, Mario Martínez Valenzuela, Josefina Flores Jiménez, María Mayela Cifuentes Galván, Antonio Villa, Nayeli Monsivaes, Darío Álvarez Briseño y Álvaro Torres Vargas, el dirigente nacional lamentó que mientras en Estados Unidos  trabajan en la tecnificación y modernización del campo, México “retorna a la época de las yuntas jaladas por bueyes”.

 Lo anterior se demuestra con la actividad que tendrá la Sader en 2021; sólo operará 27 Programas Presupuestarios, es decir 4 menos que en el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2020, y del total de programas, el 40 por ciento operarán en la modalidad de Subsidios pero los apoyos a la tecnificación desaparecieron.

Advirtió que las políticas agropecuarias impulsadas por el Gobierno Federal provocará la desocupación del 50 por ciento de la siembra por arrendamiento.

 En el 2021 se quedan sin presupuesto y, por tanto, desaparecen de la SADER, los programas: Concurrencia con las entidades de los Estados, el Sistema Nacional de Investigación Agrícola y el Programa de Fomento Ganadero, con Crédito Ganadero a la Palabra.

 El argumento para la desaparición de estos programas, detalló, es la política de austeridad implementada por el Gobierno Federal y las duplicidades con otras acciones con las que ya cuenta el sector.

 Y ahora también planteó la Secretaría de Hacienda que los empleados no esenciales en las dependencias de Gobierno Federal deberán laborar desde su casa deslindándose del pago de internet y de equipo de cómputo, de tal manera que si la Secretaría de Agricultura, específicamente, no ocupará oficinas, sus empleados estarán en su casas y si no tienen programas productivos, no tiene razón en el organigrama del Gobierno Federal.

 Consideró el dirigente de UFIC que más allá de que se solicite a la Cámara de Diputados un incremento sustancial al presupuesto al campo de 58.4% para igualarlo al del año 2018 en 75 mil 371 millones de pesos, se requiere apoyar la producción de alimentos a fin de disminuir las importaciones agroalimentarias de Estados Unidos.

 Precisó que las importaciones de granos y oleaginosas acumuladas en la primera mitad del año suman 17.23 millones de toneladas, lo que representa un alza de 4.6% contra las 16.47 millones de toneladas que se importaron en el mismo periodo de 2019, a pesar de que el Secretario de Agricultura, Víctor Villalobos eche las campanas a vuelo con el argumento de que la balanza agroalimentaria dejó un saldo positivo cuando lo que más se exporta es cerveza y tequila así como mezcal.

 El valor de las compras realizadas en el primer semestre del año asciende a 4,600.4 millones de dólares contra 4,414.6 millones que se gastaron en el mismo lapso de 2019, lo que representa un alza de 4.2%.

 Estos recursos bien podrían destinarse a los pequeños y medianos agricultores e ir en congruencia con la política de austeridad que pregona el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

fuente: CODICS