Inicio Uncategorized Alianza para la extinción cero

Alianza para la extinción cero

Identificar especies amenazadas y sitios prioritarios para la conservación es fundamental en estrategias que apunten a evitar la pérdida de la biodiversidad. México propuso un total de 110 especies y cuatro sitios nuevos para incluir en la iniciativa mundial “ALIANZA PARA LA EXTINCIÓN CERO”. El proyecto nacional liderado por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), fue presentado por la Dra. Esther Quintero, Coordinadora de Especies Prioritarias de la comisión, en evento paralelo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad (CoP13) concluida el pasado 16 de diciembre en Cancún, México.

La CONABIO, institución a cargo de compilar la información sobre biodiversidad del país, ha encabezado el proyecto desde el año 2015, a la par de expertos del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (IB-UNAM). El objetivo principal es reconocer especies y sitios nuevos a ser integrados en la “ALIANZA PARA LA EXTINCIÓN CERO” con el propósito de identificar a especies microendémicas vulnerables, es decir, plantas y animales de distribución sumamente restringida en nuestro país que requieren protección.

La pérdida de biodiversidad por la extinción de especies es uno de los problemas globales más severos y es producto de nuestras actividades. La “ALIANZA PARA LA EXTINCIÓN CERO” (AZE, por sus siglas en inglés) es una iniciativa mundial de conservación para la biodiversidad enfocada a identificar sitios en los que es apremiante realizar acciones de conservación para salvaguardar las especies que ahí habitan y que están en riesgo inminente de desaparecer. La American Bird Conservancy es la organización al frente de la iniciativa que ha contribuido en este esfuerzo mundial por medio de asistencia y financiamiento.

Como resultado de la propuesta mexicana, nuestro país contará con un total de 260 especies y 72 sitios para la conservación (aun cuando el número puede aumentar conforme se termina el proceso de análisis de datos). La actualización para México en la “ALIANZA PARA LA EXTINCIÓN CERO” es resultado de la reevaluación de datos existentes y de una serie de talleres con expertos.

En cuanto a la selección de especies, el proceso tomó en cuenta nuevos criterios, como la inclusión de algunas especies aun cuando no hayan sido evaluadas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), de especies con fenómenos biológicos únicos (como las agregaciones de luciérnagas durante la época reproductiva en Nanacamilpa, Tlaxcala) y de aquellas especialmente vulnerables al cambio climático.

Entre las nuevas especies se encuentran 18 plantas, 33 invertebrados, 17 peces de agua dulce, un anfibio, 28 reptiles, nueve mamíferos y cuatro aves. El listado es especialmente relevante por ser la primera vez que invertebrados y peces dulceacuícolas se consideran para la Alianza en México. Con respecto a los sitios, las nuevas áreas propuestas hasta ahora son: Laguna La Preciosa, Puebla; Laguna Chichancanab, Quintana Roo; Isla Clarión, Colima; y los sistemas de Dunas de Chihuahua.

El número de especies propuestas por México en la “ALIANZA PARA LA EXTINCIÓN CERO” resalta la gran diversidad de endemismos de nuestro país. Asimismo, refleja el alto nivel del grupo de especialistas que colabora en un proyecto de tal magnitud a cargo de la CONABIO. El esfuerzo hizo posible contar con suficientes elementos, bases y criterios para incluir especies que usualmente pasan desapercibidas en este tipo de iniciativas.